UGT presenta el ERE más duro a 110 de sus trabajadores

0
UGT presenta el ERE más duro a110 de sus trabajadores - Creative Katarsis

UGT presenta el ERE más duro a 110 de sus trabajadores

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (FICA) ultima un expediente de regulación de empleo para 110 trabajadores. La oferta hecha por la Federación es la de una indemnización de 25 días por año trabajado con un tope de 13 mensualidades. Los trabajadores han convocado dos jornadas de huelga en protesta los días 26 y 27 de septiembre: acusan a la organización de aplicarles una versión “dura” de la reforma laboral, que contempla una indemnización de 20 días por año con 12 mensualidades como tope.

¡QUIÉN OS HA VISTO Y QUIÉN OS VE!

UGT presenta el ERE más duro a110 de sus trabajadores - Creative KatarsisEn una reciente entrevista concedida al diario El Mundo, el actual secretario general de UGT, Pepe Álvarez, declaró lo siguiente: “Quiero una UGT en la que estén cómodos los militantes del PP”. El señor Álvarez debería desear y luchar por una UGT en la que estén cómodos TODOS los trabajadores sin distinción. El máximo mandatario de un sindicato tan potente debería de aplicar a sus trabajadores exáctamente lo mismo que él exige a las empresas que presentan ERES. Pero claro, vivimos en un mundo hipócrita en el que predomina la máxima: “Haz lo que diga, no lo que haga”.

Hace mucho tiempo que los principales sindicatos de España abandonaron su esencia (defender los derechos de los trabajadores), para venderse al capital y convertirse en unos estómagos agradecidos. Un sindicato debería ser la pesadilla de cualquier gobierno que actúe con sus políticas contra los intereses de los trabajadores. Al fin y al cabo, son los que con su trabajo hacen que un país prospere y son a los que se deben todo sindicato que se precie.

¿Caer bien al enemigo? Un sindicato por definición no debería plantearse semejante incongruencia. Ya que su cometido no es el de que los políticos les miren con buenos ojos. Un sindicato existe para preservar los derechos laborales que tanto han costado conseguir estos años atrás. Y que por cierto, nos han robando en un abrir y cerrar de ojos los mismos que luego salen reforzados en las urnas con cada nuevo comicio. Los mismos cuyos militantes son los que el señor Álvarez desea que estén a gusto con la UGT que ahora mismo encabeza. Y es que cuando intentas quedar bien ante tu supuesto enemigo…. ¡Mal camino estás escogiendo!

El problema radica en que los principales sindicatos reciban las jugosas subvenciónes del gobierno de turno, para así tenerlos bajo control estatal. Lo que genera una dependencia por parte de los sindicatos hacia el gobierno, que supone un escarnio para la clase trabajadora. Los sindicatos deberían financiarse a través de sus afiliados y deberían ser regidos por sindicalistas de verdad. Así evitaríamos un mercado laboral tan precario como el actual, este inmovilismo respecto a las huelgas, favores entre amigotes y demás omertás que a saber que asuntos más turbios ocultan.

¿Dónde han estado las dos principales centrales sindicales españolas desde la reforma laboral llevada a  cabo por el Partido Popular? Llevan cuatro años sin reivindicar en la calle los derechos de los trabajadores. ¿Por qué los secretarios generales de estos sindicatos permanecen inmóviles antes tanta injusticia laboral? ¡Porque les han untado y ya les da igual! Mientras estos depredadores de lo ajeno sigan manteniendo intacto su lujoso tren de vida, todo lo demás les trae sin cuidado ¡A las mariscadas, a las mariscadas!

Comparaciones son odiosas pero necesarias. Si nos fijamos en nuestros vecinos galos, vemos que están luchando con uñas y dientes contra una reforma laboral que aquí sufrimos desde hace años en silencio como las hemorroides. El señor Álvarez quiere una UGT en la que estén cómodos los militantes del PP. Nosotros queremos que dejen de chupar del bote y se pongan a trabajar de una vez. 

FUENTES: ElDiario, El Mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here