Trucos para adaptar una habitación en una oficina

0
Oficina

El coronavirus ha modificado radicalmente nuestros hábitos de vida. Salir a tomar algo cuando queramos, ver a nuestros amigos o incluso acudir a trabajar, son acciones que han sido limitadas para muchas personas. Precisamente en este último aspecto y teniendo en cuenta especialmente los trabajos de oficina, muchas empresas han tenido que recurrir al teletrabajo. Por otro lado, hay personas que han optado por ser freelance y montar su propio negocio porque se han quedado sin trabajo. Independientemente de cuál sea la opción, lo cierto es que trabajar desde casa es una realidad para muchos trabajadores y para ello, necesitamos adaptar nuestra propia oficina a nuestra casa. Para ello, podemos optar por sillones de oficina baratos, decoración adecuada u otros aspectos relacionados con el mobiliario. En este artículo enseñaremos cómo crear nuestra propia oficina en nuestra vivienda.

Trabajar desde casa es sinónimo de búsqueda de comodidad

Poner la alarma más tarde, desayunar con más tranquilidad y huir del estrés por no llegar a la hora al trabajo. Estos son los aspectos más destacados de las personas que han tenido que adaptarse a esta nueva normalidad laboral. Lo primero que debemos tener en cuenta es la tecnología, por lo que será imprescindible contar con un ordenador y una velocidad de conexión a Internet suficiente como para poder navegar sin problemas.

Si necesitamos montar un lugar para nuestra oficina casera, debemos escoger una habitación y organizarla para que se ajuste a la nueva vida laboral. Uno de los aspectos más interesantes para crear un despacho en nuestra casa, es optar por muebles que sean multifuncionales. Es decir, aquellos que nos permitan utilizarlos para más de un uso y que pueden moverse y adaptarse ante diferentes situaciones. Consiste en una solución eficaz para las habitaciones que no cuenten con grandes dimensiones.

Tenemos que saber que aunque creemos un despacho, la habitación donde incluyamos la oficina seguirá siendo una estancia de la casa. Por ese motivo, es recomendable que no incluyamos escritorios excesivamente grandes para que no ocupen mucho espacio visual y físico. Asimismo, deberemos fijarnos en la tonalidad de los muebles. En este caso, sería interesante optar por aquellas que sean similares o idénticas a las del resto del mobiliario de nuestra casa para que no desentone.

Anteriormente, hemos citado que deberemos contar con sillones o sillas de oficina, pero apostaremos por los que nos ofrezcan una mayor comodidad para evitar dolores de espalda. Además de ello, continuando con no romper la armonía de nuestro hogar, tendremos que evitar incluir muebles que sean excesivamente funcionales. Lo ideal es integrar los dos espacios para que sean homogéneos y cuenten con una decoración que siga la misma línea. 

¿Cómo debemos decorar nuestra oficina en casa?

Por otra parte, un aspecto crucial en cualquier trabajo es el orden y para ello, lo mejor es apostar por estanterías que nos permitan ordenador documentos. Todo ello sin olvidar el hecho de tener la mesa siempre limpia y ordenada, puesto que así nos motivaremos a seguir trabajando.

Además de todo ello, no hay que olvidar que permaneceremos en un lugar durante varias horas, por lo que necesitamos asegurar nuestro confort. En este sentido, buscaremos el lugar de nuestra casa que tenga la mejor iluminación. Para ello, delimitaremos la franja horaria en la que trabajaremos y en base a ello, conoceremos dónde tenemos una luz natural adecuada. Podemos escoger zonas donde existan pequeños puntos de luz que sean más tenues y relajados para que podamos leer en el escritorio y en la pantalla del ordenador sin dañar nuestra vista. En caso de que tengamos que trabajar más horas y por ello, tengamos menos luz natural, apostaremos por una pequeña lámpara de escritorio LED.

En cuanto a la decoración de esta zona, está demostrado que los espacios con plantas invitan a la productividad y al abandono del estrés. Por esa razón, es interesante optar por plantas de interior que colocaremos cerca o encima del escritorio para impregnarnos de la naturaleza y sentirnos más cómodos y relajados. Por otra parte, en cuanto a los objetos que incluiremos en nuestro mobiliario, podemos colocar fotografías de nuestros amigos, nuestra familia o bien, calendarios y otros objetos relacionados con la oficina.

En este caso, siempre apostaremos por los que sean más atractivos visualmente. Actualmente, encontramos en el mercado calendarios, portalápices, tazas, lápices o bolígrafos realmente decorativos. De este modo, obtendremos todo lo necesario para trabajar y no nos centraremos exclusivamente en el aspecto funcional, sino que también ahondaremos en el aspecto decorativo para conseguir un entorno bonito.

Un aspecto que no debemos olvidar, es que aunque trabajemos desde casa, necesitamos descansar. Es crucial concretar las horas de trabajo diarias e intentar olvidarse del trabajo aunque lo tengamos en nuestro hogar. Ahora que conocemos qué necesitamos para montar nuestra oficina en casa, es el momento de ponerse manos a la obra para crear unos ambientes que sean funcionales, cómodos y bonitos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.