A tortas por el espacio friki – (Parte III)

0
Pues se van a quedar frías las tortas del desayuno
Pues se van a quedar frías las tortas del desayuno

Tortas-geddón espacial (y III, por ahora)

Se han repartido ya unas buenas raciones de tortas tanto para federales como para imperiales, por ahora la lucha está siendo reñida y se está decantando por escasas décimas a favor de la criatura de Rodenberry. ¿Podrán hoy los Fett y Skywalkers de diverso pelaje y descendientes darle la vuelta al partido? ¿o se confirmará la victoria de los señores que exploran mundos desconocidos en pijama?. Vamos a ello.

En esta última pelea navajera vamos a comparar todos los títulos de Star Wars de la fase Disney hasta hoy, Episodio VII, VIII, Rogue One y Solo (2015-2018) con la trilogía, si no lo remedia Tarantino, del Abramsverso o como le gusta decir a los puristas “universo Kelvin” Star Trek 2009 (u XI), Into Darkness y Beyond (2009-2016). Quizá lo más curioso es que en esta fase encontramos películas de ambas sagas que comparten director y otras que comparten compositor de banda sonora.

Abrams al rescate del Universo:
Episodio VII The Last Jedi, The first Disney vs Star Trek talla XI: Ambas películas son dirigidas por Abrams y suponen el reflote de sendas franquicias, mitiquísimas de la ciencia ficción (si no no estaríamos haciendo esta comparación friki ¿no?). Si bien Episodio VII sigue siendo para mí muy superior a cualquier precuela de Star Wars hay gente que nunca está contenta con nada y se lía a tortas con el excesivo uso de recursos ya empleados en las películas originales de Lucas para apelar a la nostalgia, no cabe duda de que lo hace y bien Abrams, aunque haya gente a la que le parezca demasiado.

En Star Trek Abrams (se sacó la cho*) tuvo mayor libertad creativa y pudo hacer un auténtico reboot de Star Trek con viejos personajes encarnados por nuevos actores y con una justificación argumental brillante que le permite justificar los nuevos actores y respetar el canon saltándoselo simultáneamente. Los efectos especiales son soberbios (que mucho lens flare, pos vale, a mí me gusta), el ritmo es trepidante y esta entrega consiguió el único Oscar de Star Trek, por su maquillaje y peluquería.

Por si esto no fuera poco, se enfrentan en el apartado musical el egregio John Williams (Star Wars) con la estrella ascendente Michael Giacchino (Star Trek). Este es uno de los casos en los que pese a estar los dos a un gran nivel Giacchino hace un temón para el reboot de Star Trek alcanzando cotas de epicidad a las que Williams, esta vez, no llega. Este punto va para Star Trek con una de las diferencias más holgadas hasta la fecha.

El altozanismo va a llegaaaar
El altozanismo va a llegaaaar

Giacchino a volarte los sesos con su complejidad compositiva:
Rogue One vs Star Trek Into Darkness (si no quieres títulos en inglés toma dos tazas): Lo que parecía simplemente un intento más de Disney por exprimir las tetas a la vaca galáctica ha resultado ser por ahora la película más impresionante, de nuevo cuño, en el universo imperial, y pese a que algunos efectos digitales te dejan con el culo torcido en el mal sentido lo cierto es que por argumento, actuaciones y desarrollo es un filme a la altura de la trilogía original.

Si además le sumamos el impresionante tanto que se marcó Giacchino con la adaptación del tema de Vader en esta película hundiéndolo en cotas de oscuridad nunca alcanzadas antes, encontramos un goce redondo, muy disfrutable. Enfrente tenemos Into Darkness, la aproximación de Abrams y su reboot a la mítica figura para la franquicia de [spoiler] Khan.

Benedict Cumberbatch borda el papel y lleva su registro de una venganza descarnada a algo mucho más asequible y empatizable, el girito que le sigue imprimiendo Abrams al nuevo universo destaca cada vez más y la versión que hace Giacchino de su propio tema para la primera película llevándolo a algo más tribal y salvaje y menos grandilocuente le pega muy bien al argumento, pero el final de la peli se diluye en tortas sin mucho sentido. Esta vez, por poco y estando ambas películas a un muy buen nivel, el punto va a ir para Rogue One.

No podía faltar un meme en inglés
No podía faltar un meme en inglés

Lo peor de cada casa:
Episodio VIII vs Star Trek Beyond: O, el Episodio Troll contra otro capítulo de televisión artificialmente alargado con los personajes rebooteados por Abrams pero sin él (y se nota) y muchas tortas. Star Trek Beyond es muy raro en todo, demasiado, no pega ni con cola y ni Idris Elba consigue que las cosas funcionen.

Por otro lado Episodio VIII es un despropósito continuo respecto a lo establecido en el canon de Star Wars, es un auténtico atentado al fandom, que reaccionó en consecuencia y, personalmente, lo arriendo todo a la posibilidad de que Abrams sea capaz de darle la vuelta a todo en el episodio IX, aunque va a estar complicado su capacidad para lograr que las cosas funcionen, al menos en el primer visionado, y tenerte totalmente enganchado está más que demostrada.

En el reino de los ciegos el tuerto es el rey, así que aquí daré la victoria, por poco, por muy poco, porque al menos si no eres fan letal de ninguna de las sagas es una película más entretenida, a Episodio VIII. Rian Johnson, hay que decirlo más.

Solo…Pues eso, Solo compite sin nadie delante, Solo de sobras recalentadas. La película cuyos resultados en taquilla han asustado a Disney lo suficiente como para hacer público que estaban viendo si repensar lo de hacer una peli al año de Star Wars. Sinceramente no es para liarse a tortas. Es imposible comprar que Alden Ehrenreich sea Solo, totalmente infumable, pero hay muchas cosas que están muy bien hechas en esta película, guiños al fandom que andaba cabreado como una mona desde el estreno de Episodio VIII con razón, detalles, ambientación, frases y Lando, por encima de todo Lando.

Donnald Glover se come la pantalla cada vez que sale y él sí resulta creíble en su papel, es incluso más Solo que Solo si hace falta. Y también podemos gozar de un Woody Harrelson que está viviendo su madurez en un océano de secundarios que le sirven para confirmar su gran calidad como actor al que el público descubrió antes que la crítica. (A ver si adelantan el estreno de Zombieland Double Tap, leñe)

El peso en bruto de Solo decanta este combate del lado de Star Wars. Lo cual hace que tras un empate y una victoria para cada lado nos encontremos con un empate TOTAL, ninguna de las dos sagas es superior a la otra, he dicho, y se acabaron las tortas. No creerías de verdad que iba a decantarme por una de las dos sagas cuando ambas me encantan, incluso con sus altibajos.

¿Por qué elegir sólo uno?, ¿qué necesidad hay de desechar algo sólo porque hay otra cosa con la que compite, pero siendo ambas perfectamente disfrutables a la vez? No soy accionista ni de Disney ni de CBS, no creo que denostar uno de los universos haga que automáticamente el otro, el mío, alcance cotas de grandeza especiales, ni me reporte ninguna satisfacción añadida.

Cardassians
-A ver, que me traigan al documentalista
-Es que hablan de culos en el siguiente párrafo y me habré liao

Y esa es precisamente mi recomendación final, ve todo, disfruta de lo que te guste y critica lo que no, pero ten siempre en cuenta que los gustos son como los culos, cada uno tenemos el nuestro. Todos menos el mono mutante de South Park que tiene cinco. Culos, no gustos.

Larga vida, prosperidad y confía en la fuerza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.