Roald Dahl, el hombre que quiso fabricar chocolate

0
Roald Dahl Creative - Katársis

EL CHICO CON NOMBRE DE EXPLORADOR

Roald Dahl nació en un distrito de Cardiff (Gales) un 13 de septiembre de 1916, de padres noruegos que decidieron llamarlo Roald en honor al explorador Roald Amundsen, considerado un héroe nacional en Noruega. A los 8 años, junto con cuatro amigos, fue azotado por el director del colegio donde estudiaba, por cometer una asquerosa travesura: colocaron un ratón muerto en un tarro de dulces de una tienda del barrio. Castigo que su madre consideró desmedido.

A los 13 años empezó a asistir al Repton School donde tuvo su primer contacto con una fábrica de chocolate, Cadbury. La fábrica enviaba ocasionalmente cajas de sus nuevos productos al colegio para que fueran probados por los alumnos, y ahí es donde Roald Dahl empezó a soñar con inventar una barra de chocolate que impresionaría hasta al mismísimo señor Cadbury, dueño de la fábrica, lo que dio alas a su imaginación para escribir su tercer cuento, Charlie y la fábrica de chocolate.

 UNA SERIE DE CATASTRÓFICAS DESDICHAS

Roald Dahl Creative - KatársisEl escritor británico vivió una serie de sucesos que lo marcarían para el resto de su vida, comenzando con la muerte de su hermana cuando él sólo contaba 3 años de edad por una apendicitis, seguida de la de su padre semanas después por una neumonía. Con 23 años se unió a la Royal Air Force donde recibió entrenamiento de vuelo. Con sólo siete horas y cuarenta minutos de experiencia en vuelo comenzó a volar solo y tras seis meses fue nombrado oficial y asignado al escuadrón 80 de la RAF.

El 19 de septiembre de 1940 Dahl tuvo un accidente aéreo cerca de  Mersah Matruh (Egipto) que le fracturó el cráneo y lo dejaría ciego. Fue rescatado y llevado a un puesto de socorro de la ciudad, donde se recuperaría de sus lesiones pero no de su ceguera, siendo trasladado a un hospital de la Royal Navy de Alejandría donde recuperaría la vista dos meses después. En 1942 fue trasladado a Washington como agregado aéreo adjunto.

El 1 de agosto de 1942 publicaría su primer cuento llamado “Pan comido” donde relataría su accidente de avión. Se casaría con una actriz, Patricia Neal, con la que tendría cinco hijos. Roald Dahl sufriría la tragedia más grande de su vida cuando Olivia, su hija mayor, moría de sarampión a los 7 años. Theo, su único hijo varón, nació en 1960 y con tan sólo 4 meses de edad sufrió un accidente que le provocó hidrocefalia.

Como resultado, Dahl se involucró en el desarrollo de lo que más tarde se conocería como válvula de Wade-Dahl-Till (WDT), un dispositivo diseñado para aliviar la presión del cerebro que a día de hoy se sigue usando. 

Roald Dahl murió de leucemia el 23 de noviembre de 1990 a la edad de 74 años. La Roald Dahl Children’s Gallery fue inaugurada en su honor por sus compromisos solidarios en los campos de la neurología, la hematología y la alfabetización en el Bucks County Museum.

ROALD DAHL: EL HOMBRE QUE NO PERDIÓ LA SONRISA

Roald Dahl Craetive - Katársis

A lo largo de su azarosa vida escribió unos cuantos cuentos para niños, entre otras cosas, que sin duda alguna son el legado que hemos disfrutado y disfrutaremos durante generaciones y que os traigo a continuación.

Su primer cuento para niños fue Los Gremlins (1943). Trataba de unas pequeñas criaturas malvadas que formaban parte de la cultura de la RAF. El libro fue encargado por Walt Disney para un largometraje que nunca se realizó.

Algunos de los cuentos para niños que escribió son:

  • James y el melocotón gigante (1961)
  • Charlie y la fábrica de chocolate (1964)
  • El dedo mágico (1966)
  • El Superzorro (1970)
  • Charlie y el gran ascensor de cristal (1972). Secuela de Charlie y la fábrica de chocolate
  • Danny el campeón del mundo (1975)
  • El cocodrilo enorme (1978)
  • Los Cretinos (1980)
  • La maravillosa medicina de Jorge (1981)
  • El gran gigante bonachón (1982)
  • Las Brujas (1983)
  • La jirafa, el pelícano y el mono (1985)
  • Matilda (1988)
  • Agu Trot (1990)
  • El vicario que hablaba al revés (1991), obra póstuma
  • Los Minpins (1991), obra póstuma

Por un corto período de tiempo, Dahl escribió guiones para obtener dinero. Uno de ellos fue para la película de James Bond, ‘Sólo se vive dos veces’  y el otro fue ‘Chitty Chitty Bang Bang’, adaptaciones de novelas de Ian Fleming. Además, adaptó su propio trabajo para realizar Willy Wonka y la fábrica de chocolate, de 1971 que como ya sabréis no fue la única adaptación de algunas de sus obras. PERO ESO ES OTRA HISTORIA.

También escribió un libro junto a su segunda esposa Felicity, con la que se casó después de la muerte de Patricia Neal en 1983. Memories with Food at Gipsy House, mezcla recetas, recuerdos familiares y reflexiones acerca de sus temas favoritos como el chocolate, las cebollas… Publicado póstumamente en 1991.

También escribió poesía para niños, algunas obras para adultos y un par de novelas. Un libreto de teatro, algunos libros de memorias y un largo y cultural etcétera.

Podría seguir escribiendo sobre Roald Dahl y hacer este post infinito sin ningún tipo de problema pero creo que la vida sigue y hay que aprovechar para vivirla como hizo nuestro protagonista de hoy, con las cosas buenas y las menos buenas.

Desde Creative Katársis os animamos a seguir vuestro destino y vivir al máximo, pero siempre en nuestra compañía.  😉 

¡A LEER, INSENSATOS!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here