¿Qué está pasando en Estados Unidos?

0
Estados Unidos

¿QUÉ OCURRE EN ESTADOS UNIDOS?

No son pocos los indicios que muestran que el mundo está cambiando. Hace más de un mes, analizábamos cómo podría ser el futuro después del coronavirus, hoy toca hablar del país más poderoso del mundo: Estados Unidos. El gran país americano está sufriendo una etapa histórica: ahora no solo se enfrentan a un virus que ha matado a más de 100.000 personas, también a los protestantes y disturbios de gente muy enfadada por el asesinato de George Floyd tras pagar con un billete falso de 20 dólares, todo esto sumado a que están en año electoral. Las protestas contra el racismo son las más fuertes que ha habido nunca desde la muerte de Martin Luther King.

Cuando la extrema derecha salió a la calle para criticar la cuarentena y las medidas restrictivas, no hubo antidisturbios, a pesar de que muchos manifestantes portaban armas y se concentraron en el capitolio de Michigan, sin embargo, las manifestaciones contra la brutalidad se han llenado de… brutalidad policial. No obstante, cabe destacar también el vandalismo y los saqueos por parte de los manifestantes. Este descontrol ha provocado que el presidente haya tenido que esconderse en un búnker.

La muerte de Floyd ha sido la gota que ha colmado el vaso en un país con un racismo estructural, además de una enorme desigualdad, unido a la facilidad que tienen los ciudadanos de hacerse con un arma de fuego.

Es obvio que el odio hacia el sector policial está creciendo en EEUU, mostrándose cada vez más evidente que necesitan un cambio, y no un cambio de imagen o simbólico, sino uno real. Las autoridades no pueden permitirse actuar como si no hubiera ocurrido nada, ni tampoco limitarse a pedir perdón, deben cambiar. El país necesita también más políticas progresistas para avanzar contra el racismo

La actuación provocadora de Trump por Twitter no es más que un intento de ganarse a su electorado, y aunque parezca tener apoyo por parte de esa derecha que solo busca rivalidad, probablemente todo lo ocurrido le perjudicará gravemente en las elecciones.

Cabe preguntarse si merece la pena protestar cuando hay una pandemia amenazando al planeta, aunque es posible que el futuro del país esté en juego y dependa de estas protestas si realmente se produce un cambio real o no.

“No me mates, no puedo respirar”, fueron las últimas palabras de Floyd. Una víctima más del racismo ejercido por un policía que prometió servir a su gente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.