Náufragos en las costas de la opulencia

0

 

NÁUFRAGOS EN LAS COSTAS DE LA OPULENCIA

 

 

Soy un náufrago en las costas de la opulencia

Hichados los ojos rompen el emblema de lo precario

Transtorno en aire porque es salado

Y escribo lleno de llagas sobre una balsa informe

Repleta de desconocidos hermanos

 

Qué largos se hacen los poemas en este mar de náufragos

 

Por encima de esta pirámide vuelan las mariposas

Mientras los íncubos siguen disipando dudas

En este matadero

 

Llega una ola larga

Como un candado de rostros conocidos

Y en la playa disimulan su sorpresa

Unos pocos escogidos

 

Llega el mar oblícuo

Una mancha imposible de nuevos nacimientos

De eternos féretros flotantes

De nuevos Ulises que jamás volverán a Ítaca

Porque ya no existe

 

Vemos innumerables pegasos de pelaje sucio

Volar sobre nuestra inmóvil presencia

Y una pléyade de esclavos alza sus manos

Para que su soledad no les delate

 

Qué largos   Pero qué largos se hacen los poemas

Sobre los vástagos del hombre

Un horizonte negro se suelta de mi mano

Y mi imaginación me hunde de océano en océano

 

Qué largos los segundos

El salitre de espera

El mareo constante de petición y súplica

La arena en los ojos como un sarpullido

Y un éter distante que acaba conmigo

 

Qué largo todo instante

Qué poco ímpetu

Qué sacrificio

El alma se inflama

Porque en el estómago arden teas de prisa

 

Y bajo el agua de este estanque

El rubor del que tiene sed

Se mezcla con el ahogado

Y los colores ya no son los mismos

Que eran con el brío

¿Es que ya no queda gente que increpe al gran ahogador?

¿Dónde queda la nostalgia de una historia incompleta

Cuando los gatos defecan de cuclillas

Sobre los restos de comida que nos lanzan desde la borda de un barco

No sabiendo si somos pececillos de plata

O sólo ganado recién adquirido?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here