La norma lingüística, ¿qué es?, ¿es necesaria?, ¿se necesitan los cambios en la norma?

0
La norma lingüística

La norma lingüística

La norma lingüística es un conjunto de normas que determinan el uso correcto de nuestra lengua. Estas normas pueden variar según la utilización de la lengua de las propias personas. Sin embargo, hay dos opiniones opuestas al respecto: por un lado están los puristas, que afirman que las normas no deberían cambiar y debería conservarse siempre las mismas reglas, y por otro lado están los que creen que la lengua evoluciona, éstos opinan que las normas deben cambiar siempre según la “moda” de los propios ciudadanos. A continuación analizaremos la importancia de la norma lingüística para nuestra sociedad y para labores profesionales como la literatura o el periodismo.

Creo que los puristas impiden que la lengua evolucione como debe. Una lengua debe evolucionar, cambiar y progresar. De esta manera, el lenguaje será mucho más eficaz, ya que para que una lengua mejore tiene que evolucionar. No hay que tener miedo al cambio, los cambios pueden ser buenos. Los cambios creados por los propios ciudadanos solo pueden servir para mejorar el lenguaje, pues siempre será el idioma de las calles.

De todos modos, es necesario que un grupo de filólogos establezca una serie de normas para decir qué es lo correcto o no. Porque ellos sabrán qué es exactamente lo más “común”, y por lo tanto, lo más comprensible para la mayoría. Se pueden establecer nuevas palabras por ejemplo, pero en la calle e Internet. Sin embargo, en la literatura y en periodismo, por poner dos ejemplos, es necesario regirnos por la norma lingüística, porque necesitamos que nos comprenda un mayor número de personas, y en esos dos ámbitos no podemos arriesgarnos a no ser claros. No deberíamos inventar en periodismo.  Con esto queda claro que la norma lingüística es necesaria, nos sirve para saber qué es lo correcto y procurar que nos entiendan.

Es necesario que la norma lingüística la establezcan los filólogos, pues son ellos quienes realmente entienden sobre el tema, están especializados en la lengua y la literatura. Solo entre ellos, y en grupo, pueden determinar si un cambio que promueve la ciudadanía es realmente posible. Creo firmemente que tiene que ser así, aunque por supuesto, también tendrán que escuchar la opinión de las demás personas. Establecer cambios según solo la opinión de un grupo de filólogos sin tener en cuenta al resto, no sería justo. El idioma es de todos. 

Para estar informados sobre la evolución del lenguaje, siempre es muy recomendable visitar Fundeu BBVA. Y si te ha gustado esta entrada, te recomiendo leer el siguiente artículo: “El Conde Lucanor – Lo que le sucedió al árbol de la mentira“.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here