La boda de Alberto Garzón – Desmontando la versión cuñadista

0
La boda de Alberto Garzón - Creative Katarsis

LA BODA DE ALBERTO GARZÓN

El pasado sábado, el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, celebró su boda en Cenicero (La Rioja). Varios cuñaos aprovecharon esta nupcia para criticar por las redes sociales el “lujo” del casamiento y la poca discreción del mismo. Garzón contestó a las críticas con un mensaje que publicó en su cuenta de Facebook, indicando que “lo que les molesta es que la gente de izquierda pueda ser feliz y hacer vida normal. Esto con Franco no pasaba”. La boda de Alberto Garzón recibió unas críticas que representaban una retahíla de falsedades sobre el bodorrio; mezcladas con tópicos distorsionados sobre el comunismo difundidos por la derecha durante años. ¡Comenzamos con el desmontaje de las falacias más repetidas!

Es ateo y se casa por la iglesia como Dios manda. Luego lo celebra con un banquete a 309 euros el cubierto. ¿Esta es su forma de predicar con el ejemplo?: Para empezar no se casó por la Iglesia; la boda tuvo lugar en las instalaciones de Bodegas Riojanas situadas en dicha localidad. El cubierto costó el precio del menú (tres veces por debajo del que informaron algunos medios de derechas). Con respecto a predicar con el ejemplo… ¿ya se hacen la misma pregunta con Rouco Varela con su lujoso tren de vida?

La boda de Alberto Garzón la pagamos entre todos puesto que su sueldo sale del bolsillo del contribuyente: Por esa regla de tres… también las bodas de todo el funcionariado español (médicos, bomberos, policías, militares…). Pero resulta que estos empleados públicos también pagan sus impuestos, gastándose en sus respectivas nupcias lo que consideren oportuno y nadie debe juzgarles por ello. Por cierto, ¿la boda de un asalariado es pagada por su jefe, que es el que le paga el sueldo, o es costeada por el trabajador con el salario recibido a cambio de su trabajo?

 

Miles de jóvenes no pueden formar una familia por dificultades económicas, y este comunista con bolsillos capitalistas se gasta un patizal en su boda: ¿Y por qué hay miles de jóvenes que no pueden formar una familia? ¿Por los contratos basura tal vez? Algo contra lo que precisamente lucha Alberto Garzón: contra un modelo laboral que aumenta la precariedad y la temporalidad por cortesía del PP. Y una breve puntualización: el comunismo no impide que existan ricos, impide que éstos se lucren explotando al trabajador. Defiende que la riqueza que el trabajador genera se reparta entre su colectivo, no que acabe exclusivamente en las manos de unos pocos. ¿Tan difícil es de entender?

Los mismos que criticaron la boda del Rey, que se sufragó mediante el erario público, ahora miran para otro lado mientras pagan también la boda de Garzón: La diferencia radica en que Garzón fue votado por los ciudadanos y antes por los militantes de IU, ergo cobra un sueldo público. Sin embargo, Felipe VI simplemente heredó su cargo por el mero hecho de tener sangre azul, y su boda costó a los españoles la nada módica cifra de 40 millones de euros. Y no olvidemos que el sueldo del monarca es bastante más elevado que el de Garzón. Es curioso que no se montara tanto escándalo cuando salió a la luz que la trama Gürtel pagó parte de la boda de la hija de Aznar (32.425 euros para ser exactos).

España lamentando las víctimas del atentado de Barcelona, y este comunista viviendo a todo trapo como esa casta que tanto critica: Obviamente la fecha para esta boda estaba concertada mucho tiempo atrás. Por otro lado, Garzón ya expresó que su corazón en ese momento estaba en la Ciudad Condal con las víctimas y sus familiares; a pesar de encontrarse en un día tan señalado. Y ya que hablamos del nulo respeto hacia las víctimas, podrían enfocar más sus miradas críticas hacia el PP. Ese partido que utilizó la Fundación de Miguel Ángel Blanco para financiar irregularmente sus campañas electorales, además de realizar al menos 12 operaciones de blanqueo durante la mañana del 11M.

UNA BODA MARXISTA COMO DIOS MANDA

La boda de Alberto Garzón dio mucho de qué hablar cuando no debería, ya que ni el menú, ni los trajes, ni el número de invitados fueron nada del otro mundo. Garzón y su mujer, la médico Anna Ruiz, cubrieron los gastos del casamiento gracias al fruto de sus respectivos trabajos. Nadie se lo pagó por el hecho de pertenecer a un linaje determinado, ni pagó parte de la nupcia mediante una trama de corrupción. Es preocupante que exista gente que se crea que el precio de cada cubierto era de 300 euros. ¡Claro! Solo les faltó añadir que después del banquete tocaron Metallica y Guns N’ Roses.

Hay que ver qué “clarividentes” se convierten los cuñaos con la gente de izquierda, y lo ciegos que están luego con los depredadores de lo ajeno que no han parado de saquearnos. Y por lo visto, para ellos una boda marxista como dios manda debería haber sido algo como…

Que cada uno de los invitados que acudieran a la boda del comunista Garzón, se llevaran su propios bocadillos de jamón, un brick de Don Simón y unos helados para el postre. Que la boda fuera por lo civil ya que antes habrían quemado la Iglesia del pueblo, y después lo celebraran con una barbacoa en el campo. Luego bailaran todo mamados ‘La Internacional’ en versión reggaetón para bajar los niños que se zamparon durante el banquete, como solían hacer los rojos en la URSS… ¡Malditos estalinistas!

La boda de Alberto Garzón levantó una gran polvareda en las redes sociales, lo cual dice bastante de la cantidad de cuñaos que hay en nuestro país. Si esto es todo lo que tienen contra este diputado; quiere decir que lo está haciendo de lujo. Y dado que estas críticas son vertidas por una simple intolerancia ideológica, voy a concluir este artículo de opinión con un viejo adagio que dice: “No vivas dando explicaciones: Tus amigos no las necesitan, tus enemigos no las creen y los estúpidos no las entienden.”

Y ya que hablamos de cuñaos, no te pierdas el Día del hombre, la muletilla cuñadista de cada 8 de marzo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here