Insólita entrevista a Santa Claus – La cara oculta de Papá Noel

0

INSÓLITA ENTREVISTA A SANTA CLAUS

En este artículo vas a encontrar la insólita entrevista a Santa Claus. Nuestro editor Bolketón Jackson ha viajado hasta Laponia y ha logrado sacar de sus casillas a Papá Noel con sus preguntas capciosas. Y lo cierto es que la cosa ha acabado a hostia limpia. Se ha estropeado todo el material audiovisual en plena reyerta, de modo que nuestro enviado especial ha transcrito la entrevista en este artículo que no dejará indiferente a nadie.

¡ES LA HORA DE LAS TORTAS!

Insólita entrevista a Santa Claus - Creative KatarsisBolketón Jackson: Buenas tardes, Papa Noel. En primer lugar quería agradecerle que haya tenido la amabilidad de concedernos esta entrevista. Máxime si tenemos en cuenta que esta noche le aguarda una jornada realmente intensa, ya que se trata de nochebuena.

Santa Claus: ¡Jou, Jou, Jou! ¡De nada, majo! Es cierto que esta noche va a ser movidita pero bueno, durante los próximos 365 días voy a estar (tocándome la polla) descansando. De modo que no tengo ningún inconveniente en atender gustosamente a tus preguntas.

Bolketón Jackson: ¡Muchas gracias! Empecemos con la entrevista: ¿Por qué cree usted que las familias están encantadas de que se les cuele en su casa, un señor con sus pintas?

Santa Claus: Porque les dejo aquellos regalos que tanto anhelan. Aunque a veces…. debo admitir que suelo trollear un poco dejando “regalos” (de mierda) que nadie quiere; como una peonza, un par de calcetines horrorosos, etcétera (risas).

Bolketón Jackson: ¡Doy fe de ello! Lo que nos conduce a la segunda pregunta: ¿Quién nos asegura que usted no abusa de su habilidad para colarse en casas ajenas y (robar) llevarse algo que no le pertenece?

Santa Claus: ¿Me has visto cara de político? Yo no puedo cometer un delito semejante porque soy un ser entrañable, íntegro y un modelo (de negocio) a seguir para los niños.

Bolketón Jackson: Si usted es un modelo a seguir para los niños…. ¿No cree que debería bajar de peso para tener un aspecto más saludable?

Santa Claus: ¿Ahora voy a ser yo el culpable de la obesidad infantil? La culpa la tienen aquellos padres que se dejan comer el tarro por el marketing. Con respecto a lo de adelgazar… ¡lo intento! Pero es que en Laponia hace un frío (de cojones) helador y uno tiene que conservar la energía interior.

Bolketón Jackson: Hablando de los niños… ¿No cree que es inmoral regalar los juguetes que los niños han pedido, influidos por una publicidad descarada y que conduce a la idiotez supina?

Santa Claus: Emmm…  ¿Qué era aquello que decía Rajoy? ¡Ah, sí! La segunda, ya tal. Siguiente pregunta.

Bolketón Jackson: ¿No le parece aberrante que se les condicione con el concepto de que “o se portan bien o usted no les traerá nada”? ¿O es que para obrar correctamente tienen que esperar algo a cambio?

Santa Claus: ¡Ya, tío! Reconozco que ese tema se me fue de las manos. Porque para empezar es un chantaje en toda regla. En segundo lugar, es una trola como una catedral: Les digo que portarse bien tiene recompensa cuando en la sociedad en la que vivimos, únicamente la disfrutan los poderosos que roban a manos llenas. 

Además, a los críos ese efecto solo les dura dos semanas. Con la prisas suelo regalar todo lo que quieren los niños que se han portado como el culo durante el año. Puede que les esté convirtiendo en unos futuros delincuentes en potencia. En fin… ¡Puta bida!

Bolketón Jackson: Sin embargo… usted a veces no deja regalos a los niños procedentes de las familias más pobres. ¿A qué viene ese clasismo?

Santa Claus: Ya estás empezando a (inflarme los huevos) ponerme en aprietos con tus preguntitas tan meticulosas. ¿Qué quieres que te responda? Represento todo un icono de un sistema demente que fomenta la desigualdad social. No es que yo sea tan (hijo de puta) clasista; es que me diseñaron así; acorde con su enfermizo funcionamiento.

Bolketón Jackson: Sigamos con esta insólita entrevista a Santa Claus. Antes he estado visitando sus instalaciones y no he visto ningún duende. ¿Tenían hoy el día libre?

Santa Claus: A decir verdad tuve que (echarlos a la puta calle) despedir a la mayoría porque solo fabricaban juguetes artesanales cuando en la actualidad, la mayoría de los pedidos son electrónicos. Cambiar la cadena de producción traía consigo costes muy elevados, así que chapé el chiringuito. A veces parece que está abierto desde fuera solo para guardar las apariencias.

Bolketón Jackson: ¿Está usted afirmando que despidió a la mayoría de los duendes trabajadores porque no les salían rentables?

Santa Claus: Me traían muchos quebraderos de cabeza, tío. Uno de ellos me exigió condiciones laborales. Ya sabes: salario mínimo, contratos acordes a la ley, horarios de 8 horas de trabajo y demás mierdas. Menos mal que actué rápido y les despedí del tirón. ¡Es más! Recuerdo que ya estaban fundando su propio sindicato para meterme un puro, así que imagínate. ¡Explota duendes y te exigirán derechos laborales!

Actualmente sólo conservo mi despacho en el que los duendes esquiroles leales a mi causa, actúan ahora en calidad de becarios. Se dedican a leer la ingente cantidad de cartas que nos llegan de casi todos los rincones del planeta. Luego recopilan esa información en archivos y yo me encargo de comprar los regalos, a precio de saldo, en el almacén chino de la esquina.

Bolketón Jackson: ¿Qué hace luego con toda esa información? Porque visto lo cabronazo pícaro que está usted hecho, cualquiera diría que podría vender esos archivos a agencias de publicidad, multinacionales o a los gobiernos.

Santa Claus: (En tono irónico) ¡Me has pillado! (risas). ¡No me jodas! Hoy en día la misma gente se encarga de poner todo en las redes sociales. Algunos hasta documentan su vida. Te dicen lo que comen, con quien salen, sus aficiones, etcétera. Pregúntaselo a Facebook, por ejemplo.

Las redes sociales son el Gran Hermano de nuestra era y son los mismos usuarios los que se encargan de alimentar su base de datos. ¡Chúpate esa, Orwell! En cuanto a mí, hace tiempo que me vendí a las multinacionales, bueno, mejor si vamos concluyendo esta insólita entrevista a Santa Claus, como tú la has titulado.

Bolketón Jackson: ¿Se da cuenta de que bajo su fachada de ser altruista y entrañable se esconde un tipo despreciable, embaucador, clasista y explotador, además de un gandul que solo trabaja un día al año?

Santa Claus: ¡Ni que yo fuera el único ser despreciable que es admirado en la sociedad! Además, tiene gracia que me lo diga un español. Solo hay que ver las medidas que ha tomado vuestro gobierno contra vosotros (privatizar los beneficios y socializar las pérdidas, recortes en sanidad, educación y pensiones, ley mordaza, etcétera), y luego vuelven a ser la fuerza más votada. ¡Ja, ja, ja! Si es que os va la marcha.

Respecto a lo de trabajar un día al año… También lo hace la competencia y no veo que nadie se queje por ello. Me refiero al Olentzero en el País Vasco y Navarra, Tió Nadal en Cataluña y Apalpador en Galicia. Pero ellos operan a nivel autonómico. Yo me muevo a escala internacional. Y luego están los Reyes Magos de oriente que se reparten el trabajo al ser tres y no llegan a tantos puntos del mundo como yo. De modo que se puede decir que soy el puto amo, el más eficiente.

Bolketón Jackson: No eres más que un producto de la Coca-Cola.

Santa Claus: ¿Vas a preguntarme algo más para tu mierda de insólita entrevista a Santa Claus o vas a soltarme más topicazos?

Bolketón Jackson: Tengo una última pregunta. ¿Cómo vas a viajar esta noche cuando te enteres de que he liberado a tus renos? Mira, hasta me he sacado un selfie con Rudolf.

Santa Claus: ¡Serás hijo puta! Además de imbécil. ¿Osas enemistarte con alguien que puede entrar en tu casa de noche cuando quiera?

Bolketón Jackson: Tan solo les he liberado de un tirano que se les da de santo. Y por cierto, ven a mi casa si tienes cojones que te estaré esperando con una recortada.

Santa Claus: No hace falta que vaya a tu casa para ajustarte las cuentas. Lo voy a hacer ahora mismo.

A continuación Papá Noel sacó una pistola y en pleno tiroteo resultó dañada la cámara. Bolketón Jackson logró salir indemne de esta trifulca. No obstante, espera que en el futuro pueda recuperar el contenido de la cámara. ¿Te gustaría ver esta insólita entrevista a Santa Claus en vídeo? No seas rancio y comenta antes de irte. Por cierto…. ¡Felices fiestas!

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here