House M D – La versión médica de Sherlock Holmes

0
House M D - Crítica de la serie - Creative Katarsis

HOUSE M D : ELEMENTAL, WILSON

Gregory House, un genio médico, irónico, satírico, y poco convencional e inconformista, es un hombre antipático que está especializado en el diagnóstico de enfermedades. Su carácter extravagante, su rebeldía y su honradez con los pacientes y su equipo lo convierten en una persona única. Trata de evitar la relación con los pacientes, porque lo que le interesa por encima de todo es la investigación de las enfermedades. Es además adicto a los calmantes y a las series de hospitales. Y ahora pasemos a la crítica de House M D.

¡YA, YA LO SÉ! ¡NO ES LUPUS!

House M D - Crítica de la serie - Creative KatarsisPertrechado con su inseparable bastón, calzando zapatillas deportivas y dotado de una lengua afilada que no deja títere con cabeza, el galeno más célebre de la pequeña pantalla forma parte de la cultura popular desde hace años. Contra todo pronóstico, más de ochenta millones de personas en todo el mundo siguieron las hazañas, locuras y barrabasadas de este controvertido médico, piedra angular de la serie que lleva su nombre. La serie House M D está protagonizada por la antítesis del clásico médico de ficción que representa una persona cándida y altruista, cuya empatía desmesurada le impulsará a luchar hasta el último segundo por la vida del prójimo.

El Doctor House solo acepta los casos especiales que le suponen un reto intelectual, para alimentar constantemente su descomunal ego y autoreafirmarse como el genio que es. Se muestra más interesado en las enfermedades raras (él fue quien popularizó la palabra lupus), las bacterias, los virus y las células malignas que en las personas que las padecen. Parece que reniege del juramento hipocrático ya que para él, las personas son meros recipientes en los que se desarrollan las enfermedades tan extrañas que el doctor considera rompecabezas intelectuales que le desafían a ser descifradas. De hecho, la mayor parte de los casos se antojan bastante plausibles debido a su rigor científico… aunque no está exenta de fantasmadas.

Es un diagnosticador único a la hora de aplicar métodos de dedución para resolver enigmas médicos, siendo así una de sus numerosas referencias a Sherlock Holmes (una clara inspiración para la creación de House MD). Los guiones de House M D suele repetir el mismo esquema argumental en la mayoría de los episodios: un paciente portador de una enfermedad rara es llevada al hospital y el equipo diagnosticador de House se pone a estudiar el caso. Y cuando parece que ya han curado al paciente, la historia da un repentino giro, ya que lejos de sanarle; han exacerbado su afección, pero no pasa nada porque House da con la solución en el último momento. No obstante, las subtramas amenizan los capítulos al mostrar las magníficas reflexiones el protagonista en las que desnuda la hipocresía de la sociedad actual, junto a los diálogos ingeniosos y a las respectivas historias de los personajes.

PRIMERA LECCIÓN: TODO EL MUNDO MIENTE

House M D - Crítica de la serie - Creative KatarsisHugh Laurie interpreta su papel con la precisión de un cirujano. El actor se adueña del personaje de una forma tan natural, que ya es casi imposible disociar su cara del Doctor. Se trata de un brillante nefrólogo, especialista en diagnósticos complicados. Solitario, égolatra, cínico, misántropo, antipático y drogadicto (es adicto a la vicodina), el doctor House es un personaje con muchos matices. Ya que lo mismo usa su ingenio para manipular a los demás, que puede llegar a ser sincero hasta las náuseas. Es un irritante genio que siempre presenta el diagnóstico acertado y la frase satírica perfecta para la ocasión. Hugh Laurie lo interpreta de una forma tan soberbia que es, por derechos propios, uno de los mejores personajes de la historia de la televisión.

El doctor House lidera un equipo de auténtico lujo que fue cambiando de médicos casi en su totalidad con el paso de las temporadas. Su departamento de diagnóstico lo constituyen tres o cuatro médicos, además del propio House, dependiendo de la temporada. Inicialmente el equipo estaba formado por Eric Foreman (Omar Epps), Allison Cameron (Jennifer Morrison) y Robert Chase (Jesse Spencer). Luego los integrantes del equipo fueron cambiando, incorporando a los doctores Lawrence Kutner (Kal Penn), Remy “Trece” Hadley (Olivia Wilde), Jessica Adams (Odette Annable) y Chris Taub (Charlyne Yi).

Cada uno de estos personajes están interpretados con solvencia (aunque para mí Kutner y Taub siempre me parecieron un tanto anodinos) están dotados de personalidad propia y, como no, lidian a su manera con el hecho de tener un jefe tan capullo como House. No obstante, existen dos personajes claves en House M D y son los siguientes:

El Dr. James Wilson unterpretado por Robert Sean Leonard, es el jefe del departamento de oncología del hospital y el único amigo del protagonista. Suele debatir los razonamientos de House que considera poco o nada éticos, estableciendo el contrapunto complementario para House, y siempre soporta las bromas de este último. Por lo general no participa en el diagnóstico de los casos. Es un médico ejemplar y siempre apegado al protocolo (la antítesis de House).

La Dra. Lisa Cuddy está encarnada por Lisa Edelstein, es endocrinóloga y directora del hospital. Se enfrenta constantemente con House por su manera tan poco ortodoxa de realizar su trabajo. Pese a ello, se niega a despedirle al considerarle un genio de la medicina. Conoció a House en la universidad y lo contrató porque ningún otro hospital lo admitió. 

UNA DIRECCIÓN Y UN CGI DE CALIDAD

House M D - Crítica de la serie - Creative KatarsisAl igual que suele ocurrir en las series de médicos, House M D presenta casi siempre las mismas localizaciones. Especialmente el hospital, el cual es en realidad un comedor universitario y centro socio-cultural estudiantil de la Universidad de Princeton, situado frente al Guyot Hall, el departamento de Ciencias de la Tierra y Biología. Las tomas aéreas en las que se ve el exterior del hospital están grabadas en el Frist Campus Center de esta facultad.

La serie utiliza habitualmente la técnica de rodaje “walk-and-talk”, que se hizo popular en otras series televisivas como St. Elsewhere, ER, Sports Night y The West Wing.​ Esta técnica de insertar una escena en movimiento supuso para House M D un mayor dinamismo en los planos, generando así una sensación de urgencia e intensidad”. Por otro lado, sus efectos generados por ordenador son bastante creíbles, usando una técnica calcada a la que se usaba en las series de CSI, a la hora de mostrar lo que ocurre en el interior de los cuerpos de los pacientes. ​

La serie cuenta con una dirección impecable en todos los sentidos. Y esto se debe a que la serie cuenta con directores de la talla de Bryan Singer (quien también es director ejecutivo de la serie), o David Straiton y hasta el propio Hugh Laurie dirigió un episodio. A nivel de vestuario, House M D respeta el clásico estereotipo del médico ataviado con bata. Todos a excepción del protagonista, quien suele ir vestido a su bola, con unas playeras deportivas, un pantalón vaquero, una camisa con el cuello arrugado y una americana; quien no obstante suele improvisar en sus vestimentas, revelando así ciertos aspectos de su personalidad y su historia personal.

UN OPENING IMPERECEDERO

El tema original de la cabecera (en su versión americana) está compuesto por las partes instrumentales de la canción “Teardrop”, de la banda británica Massive Attack. El inicio, el cual simula los sonidos de los latidos del corazón, es tan mítico que quedará siempre identificado como los créditos de House en el imaginario colectivo.

MEJORES MOMENTOS DE HOUSE M D

Debido a las altas dosis de sarcasmo de las mejores frases del doctor House, se recomienda un consumo comedido de las mismas.

 lo mejorA FAVOR:

  • Las interpretaciones en líneas generales, destacando obviamente la de Hugh Laurie.
  • Las interacciones entre los personajes y las reflexiones certeras de House cargadas de un humor ácido, marca de la casa.
  • La precisión científica de la mayoría de los casos.
  • Su factura técnica y dirección artística.

lo peorEN CONTRA:

  • Un abuso en la repetición de aplicar la misma fórmula en la mayoría de los episodios. Lo que puede dar la sensación de cierto bucle argumental.
  • Las flipadas en la resolución de muchos casos médicos, lo que le resta cierta credibilidad, aun a sabiendas de que se trata de una ficción.

Y tú… ¿dejarías que el Dr. House te atendiera en la consulta del médico? Házmelo saber en los comentarios.

REVISIÓN GENERAL
Apartado Argumental
8
Apartado Interpretativo
9
Apartado Técnico
8
Banda Sonora
7
COMPARTIR
Artículo anteriorDoctor Who – Reseña de la octava temporada
Artículo siguienteInfrasoinuak – Primer adelanto del noveno álbum de Berri Txarrak

Genio, millonario, playboy, filántropo… entre una serie de cosas que ahora no se me ocurren. Libre pensador a tiempo parcial, friki a tiempo completo. Soy una mala influencia para usted y Co-fundador de @CKatarsis

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here