¿Estamos ante el final de Pablo Iglesias? | OPINIÓN

0
85
Pablo Iglesias

PABLO IGLESIAS

No soy votante de Unidas Podemos, pero admito que la formación morada me parece el partido político más interesante, tanto en 2014 como en la actualidad. Viví el 15M y lo echo de menos, me encantaría volver a sentir esa unión entre tantas personas que buscan un cambio real. Creía que Pablo Iglesias era un político que pensaba en el pueblo, en los de abajo, pero ya ni existe ese discurso de los de abajo contra los de arriba en el partido. 

Pablo Iglesias ha dimitido de vicepresidente el pasado 15 de marzo. Han pasado 10 años del 15M y todavía seguimos sin asaltar los cielos. El líder de UP está empezando a abandonar la política poco a poco, aunque parece que quiere hacerlo a lo grande. Quizás habría salido bien si Más Madrid hubiera aceptado una unión conjunta en Madrid, pero desde luego estas no son las formas. Es ridículo pensar que Errejón va a ponerse detrás de Iglesias solo por esta maniobra.

Una unión entre MM y UP habría sido perfecta para la izquierda y habría recordado, en parte, a los orígenes de Podemos, cuando todo iba bien y parecían estar todos unidos bajo una causa y un proyecto común. No obstante, considero que Pablo Iglesias ha hecho bien, renunciar a la vicepresidencia no es cualquier cosa y no muchos políticos habrían sido capaces de hacerlo. Quedará para la historia como un líder diferente al resto. Sin embargo, estas no son las formas. Más Madrid tiene legitimidad para rechazar la oferta. Esperar que MM iba a dejarse liderar por Iglesias porque sí es absurdo. El resto no tiene por qué bailarle y aplaudir las estrategias que, sin previo aviso, UP ponga en la mesa. Aunque Iglesias, por una vez, ha respondido bien y ha aceptado cordialmente la decisión para evitar más enfrentamientos entre la izquierda.

Abandonar una vicepresidencia para enfrentarse a unas elecciones que las encuestas no dan a su favor, ¿qué puede salir mal? Todo, realmente. Al principio me parecía una jugada extraordinaria, pero reflexionando mejor, me da la impresión de que se trata de un burdo intento por no desaparecer. Plantarte en Madrid y pedir el voto útil para que la extrema derecha no entre al gobierno es, cuanto menos, poco razonable, porque para eso ya está el PSOE, ¿no hay otros motivos para votar a UP que no sea por miedo a Vox y a Isabel Díaz Ayuso? Tampoco se observa un especial interés por “parar a la ultraderecha” si no se ofrece alternativas a MM para una unión que no esté liderada por Pablo Iglesias.

¿Por qué no dejar que sea Mónica García quien lidere esa unión? García dijo lo siguiente en Instagram tras rechazar al líder de Podemos: “las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos pidan que nos apartemos (…) Las mujeres hemos demostrado con creces que sabemos frenar a la ultraderecha sin necesidad de que nadie nos tutele”. Si esto es así, si quería apartar a García para liderar él esa unión, Iglesias solo mostraría una vez más ese impresionante ego que tanto ha perjudicado a la formación morada.

Es triste ver cómo un partido que parecía que iba a cambiar la política se haya convertido en esto. Cuando vi nacer a Podemos en 2014 jamás imaginé que acabarían unos años después pidiendo el voto útil y haciendo lo imposible por mantenerse a flote. Ojalá hagan un cambio radical dentro del partido o creen otro proyecto que anime a la izquierda alternativa a acudir a las urnas.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.