Venga Monjas: “Mientras existan Los Simpson, habrá más Da Suisa”

0
Entrevista Venga Monjas estreno Da Suisa - Creative Katarsis

ENTREVISTA A VENGA MONJAS

Venga Monjas lo forman Esteban Navarro y Xavi Daura, un dúo barcelonés de cómicos y guionistas que lleva diez años haciendo reír a todo aquel que se topa con alguno de sus vídeos. Esta semana se despiden de la segunda temporada de Da Suisa, la parodia más loca hecha hasta ahora de Los Simpson, con una fiesta en los Cines Girona de Barcelona.

En esta entrevista nos hablan de sus inicios, de la gente a la que han ido conociendo durante todos estos años y de los proyectos que ahora mismo tienen entre manos. 

Venga Monjas estreno en vivo de la segunda temporada de Da Suisa - Creative Katarsis

Buenas tardes, chicos. Gracias por acompañarnos hoy en Barcelona.

Xavi: Buenas tardes. ¡Por fin podemos estar acompañando a alguien en Barcelona! Siempre nos acompaña alguien a nosotros (risas).

Estamos en la Barcelona de por encima de la Diagonal, como habéis dicho en alguna ocasión. Por esta zona os habéis criado y habéis crecido. Y también os conocisteis, claro… Fue en el colegio, ¿no?

Esteban: Sí, nos teníamos vistos por los pasillos. Pero como no íbamos a la misma clase, no nos conocíamos. Hasta que un amigo en común hizo un cortometraje y me cogió a mí como actor y a Xavi como ayudante de dirección. Y así descubrimos lo que nos gustaba burlarnos de este amigo en común. Tocarle la pera…

¿Pero cuántos años teníais?

Xavi: Unos dieciséis o así… Tipo bachillerato.

¿Y cómo conocisteis a amigos míticos vuestros como el Cines y el Filas o los Burnin Percebes?

Xavi: El Cines y el Filas llegaron como pack, se llamaban los Nuevos Mamuts, y tenían un Fotolog que nos hacía mucha gracia. Nos escribían y sus comentarios eran muy divertidos. Nos metimos en su página y las fotos que publicaban eran una especie de collages muy raros y muy guays, y los textos eran delirantes. Así que nos dijimos que había que conocer a quien fuera que estuviera detrás de todo eso.

Esteban: Es que cuando empezamos a hacer vídeos no existía Facebook, ni Twitter, ni estas redes sociales… Entonces teníamos Fotolog, que era nuestra única manera de publicitarnos en Internet además del propio canal de Youtube. Y ahí conocimos a muchos amigos, como el Cines y el Filas.

Xavi: Y a los Burnin los conocimos porque se pusieron en contacto con nosotros, también por Fotolog, porque estaban haciendo un corto para un treball de recerca del colegio.

Esteban: ¡El curmetrase!

Xavi: Sí. Nos pidieron que hiciéramos un cameo. A nosotros nos daba mucha pereza pero nos dijeron que nos invitaban a comer y pensamos: “Bueno, va, venga…”

Esteban: “Si nos invitan a comer, vamos…” Y al final resultó ser divertidísimo.

Por cierto, una de las cosas más curiosas de vuestros amigos son sus motes. ¿Vosotros no tenéis?

Xavi: Sí, entre nosotros nos llamamos de maneras simpáticas.

Esteban: A Xavi últimamente le llamamos el Chepo y a mí se me llama Dard. O Dordal, que es mi segundo apellido.

Xavi: Pero esto de llamarnos de una manera o de otra es según con quién hables. Esto pasa en todos los grupos de amigos, ¿no? Nosotros lo trasladamos a los vídeos porque nos sale así. Y a veces la gente se extraña…

Todo el mundo que os conoce un poco sabe que los primeros vídeos de Venga Monjas salieron de un verano aburrido… Pero, ¿cómo era vuestra vida entonces?

Xavi: Pues era muy aburrida, tú misma lo has dicho (risas). Era verano y estábamos aburridos. ¿Qué mierda de vida es esa si incluso en verano te aburres? La vida en ese momento era como se veía en los vídeos: dos tíos apalancados en un sofá. No tenía mucho más.

Esteban: Sí, mucho calzoncillo. En general nos pasábamos todo el puto día juntos, en mi casa y grabando gilipolladas. Pero incluso por separado. Uno hacía un vídeo para que cuando el otro llegara a casa lo viese. Xavi se pasó una época llevando una cámara todo el día encima…

Xavi: Sí, hubo un año entero, en primero de carrera, en el que se me ocurrió ir con una cámara de vídeo todo el rato encima, simplemente grabando lo que se me cruzase. Y era una manera de tener recuerdos de esa época, como mi diario.

Esteban: Me imagino que visto desde fuera debía ser un personaje bastante inquietante, porque era una cámara muy grande…

Xavi: Sí, la verdad es que no lo recomiendo, pero yo aposté por ello. Además, era muy honesto, no pretendía ir más allá de grabar momentos porque tenía esa inquietud por el cine, también. Pero la movida es que hoy en día todo el mundo va con una cámara. Al final, el mundo se ha adaptado a locos como yo.

Esteban: Él grababa y por la tarde quedábamos y me enseñaba todo lo que había grabado. Y de alguna manera yo estaba yendo a la uni con él, sin ir físicamente, porque veía todo lo que pasaba en su universidad. Y cuando iba algún día de visita me ponía a saludar a toda la peña y la gente flipaba. Y les decía: “No, que te veo de los vídeos del tío que lo graba todo”. Deberían pensar: “Vaya dos…”

Y de esos primeros vídeos, ¿consideráis que alguno fue como una transición? De dejar de hacer “el chorra” a hacer algo “más serio”…

Esteban: Es que nunca hemos dejado de hacer el chorra… (risas). Pero sí que hubo un vídeo en el que hacíamos que nos asesinaban y durante una época dijimos: “Ahora no saldremos más en los vídeos, seremos como directores. Vamos a unir el terror y el mal rollo con el humor…” Pero no nos duró demasiado. Al final ha sido como una evolución constante. Aunque sí que es verdad que Llamadme Claudia fue un antes y un después, porque nos pasamos tres meses haciendo un solo vídeo que tenía un rollo muy distinto a los que habíamos hecho hasta entonces.

Habéis dicho muchas veces que no usáis guión. Suponemos que hacéis una escaleta y a partir de ahí dejáis volar la imaginación…

Xavi: Sí. Cada vez que hacemos un vídeo nuevo creamos una especie de esquema en el que escribimos punto por punto por dónde queremos ir. Pero la forma en cómo nos expresamos y sobre todo los diálogos son improvisados.

Esteban: Sí, también depende de cada circunstancia y de lo complicado que sea el vídeo que hacemos. En Da Suisa, en general, ni siquiera sabemos los puntos principales, prácticamente…

Xavi: Bueno, hay escenas básicas para las que si necesitamos, por ejemplo, un muñeco de una langosta hay que saberlo previamente. O no aparecerá solo. Pero aparte de eso, todo es pura locura. Pura improvisación.

Esteban: Y por ejemplo, si viene un actor relativamente importante a hacer un cameo, igual entonces sí que tenemos que hacer un guión y mandárselo un par de días antes…

Xavi: No hace falta que sea un actor importante, si realmente alguien nos dice que estaría más cómodo si supiera lo que tiene que hacer, tenemos que pasárselo.

Esteban: Aunque es verdad que si no es importante también les decimos: “No, es que nosotros trabajamos así…” (risas).

Xavi: En realidad nos ha pasado tres o cuatro veces, lo de tener que mandar un guión. Por decirte algo, Da Suisa y los Salaos son dos cosas completamente distintas entre sí. En cuanto a preproducción, sobre todo. Con los Salaos tienes que tenerlo todo mucho más claro. Por ejemplo, cuando estuvimos grabando con Eva Santolaria, ella sí que pedía un guión. Bueno, de hecho lo pidió su representante. Y claro, son niveles de poca confianza… Pero, en general, sí que es verdad que nadie pide guión.

Además de actores y gente del mundillo, en los vídeos siempre han aparecido vuestros amigos y conocidos. E incluso vuestros padres. ¿Cómo les habéis convencido?

Xavi: ¿Que cómo se convence a los padres para salir en los vídeos?… Pues, se lo propones y ya está (risas).

Esteban: Sí, no hace falta apretar mucho.

Xavi: Nuestros padres son las personas que nos conocen mejor, ya saben que somos inofensivos. Igual es eso, y que no tienen nada que perder. Ya lo han perdido todo (risas). Pero para mí lo máximo es Marga, que es amiga de la madre de Esteban. A base de ir animándola a actuar, nos hemos dado cuenta de que es la bomba y desde entonces contamos mucho con ella. Demasiado, tal vez.

Esteban: Sí, últimamente se ha visto en cada situación…

¿Y a cuánta gente habéis conocido gracias a esto que estáis viviendo?

Xavi: Pues… A 134. Tú serías la 134 (risas).

¿Me refiero que a quién o a quiénes os ha hecho más ilusión conocer?

Esteban: Pues conocer a Albert Monteys nos hizo mucha ilusión… Y a toda la tropa Chanante, claro. Porque fueron el motor que nos impulsó a empezar con Venga Monjas.

Xavi: En realidad… Es que hace poco grabamos con Eva Santolaria y ella también era como un gran mito. El hecho de decir: “Estamos grabando con Eva Santolaria. ¡Qué movida, qué vueltas ha dado la vida!”. Pero en realidad todo el mundo que conoces así de nuevas, es guay. Estamos alegres de conocer a gente. Sobre todo si son personalidades que tienen un peso como para decir: “Fíjate con quién estamos trabajando”.

Pero por otra parte, personas como Miguel Noguera, Edgar Lledó, que es nuestro cámara, o Los Burnin son la gente que estamos más contentos de haber conocido.

Esteban: Los que ahora son nuestros mejores amigos y que hemos conocido gracias a hacer los vídeos son el mejor regalo.

Venga Monjas junto a Miguel Noguera - Creative Katarsis

Y dejando de lado las amistades, ¿consideráis que los contactos son muy importantes en este mundo?

Xavi: Sí, claro. Pero en nuestro caso no hemos sabido cómo jugar realmente bien con los contactos. Así que no nos queda otra que valorar el resultado de nuestro trabajo. Es que vaya locura… Estas son las cosas que nos planteábamos hace tiempo, cuando estábamos más a la sombra. Pensábamos: “¿Cuál es la llave para entrar en el sistema?”. Y luego, si lo piensas, han sido las cosas más tontas del mundo.

Por ejemplo, estuvimos un año trabajando en una agencia de publicidad, que fue una experiencia brutal para nosotros. Nos tenían allí como una especie de becarios experimentales y nos dejaban hacer lo que queríamos. Y fue porque Esteban trabajaba en una peluquería y le lavó un día el pelo a una señora que trabajaba en esa agencia, y no sé cómo salió el tema de los vídeos y al final nos dijo: “Pues venid la semana que viene, que igual os damos curro”. Igualmente, al final la gente te contrata o no según si les gusta lo que haces, por mucho que les laves la cabeza…

Empezasteis subiendo vuestros vídeos a Youtube, pero tuvisteis una temporada más de Vimeo… ¿Queríais experimentar en varias plataformas o tuvisteis algún tipo de problema con Youtube?

Xavi: Bueno, al cabo de un año y medio de subir los vídeos en Youtube, nos los empezaron a descolgar por los derechos de algunas canciones. Y nos volvimos locos pensando: “¿Pero qué coño? Nuestro trabajo se está yendo a la mierda porque esta web quiere…”

Esteban: Dijimos: “A Youtube le queda un año. Si empieza a hacer esto, poco le queda”. Y descubrimos Vimeo, que era la finura absoluta. Empezamos a colgar ahí los vídeos y mientras Youtube, por su parte y sin nosotros enterarnos, se estaba convirtiendo en un monstruo. Y cuando empezamos a colaborar con Visto lo Visto, que era un programa que se emitía en streaming desde un teatro de Barcelona, ahí vimos lo que era Youtube realmente. Y lo que nos estábamos perdiendo.

¿Y qué pensáis de Flooxer?

Xavi: Pues que trabajamos ahí, con lo cual tenemos que decir que estamos encantados (risas). Aunque a veces se ve mal, ¿no? Así que si alguien de Flooxer está leyendo esto, que se lo miren con cariño y hagan que se vea mejor, así en las entrevistas podremos hablar mucho mejor de él.

Hay una palabra con la que se os suele definir, que es youtuber. ¿Os consideráis como tal?

Xavi: En realidad no, pero también entendemos que la gente lo diga. No es nada malo, ni bueno.

Esteban: ¿Al final youtuber qué significa? ¿Que cuelgas lo que haces en Youtube? Entonces sí, somos youtubers…

Xavi: Me imagino que hay un tipo de creador, que se considera youtuber, que se cierra a unos parámetros muy definidos y quiere hacerlo todo muy bien ahí. Pero nosotros lo que queremos es hacer risa, ya sea en Youtube o fuera de él. Si tenemos la oportunidad, lo haremos. Es un poco según nos venga en cada momento.

Esteban: También me imagino que se puede diferenciar entre los youtubers que se dirigen a un público, que le hablan a la cámara, y los que hacen ficción o sketches…

Xavi: Claro, nosotros tenemos el punto este de ficción, que es lo que nos gusta. Si tuviésemos que hacer diarios o videoblogs sería un coñazo, realmente…

No os veis haciendo ese tipo de cosas, ¿no?

Esteban: De momento, no. Imagínate que llega un día en el que digamos: “¡Espérate, que ahora es el momento!” (risas).

Xavi: Lo intentamos con Donovan Harcoreti, ese fue nuestro youtuber. Y en cualquier momento igual vuelve, no lo sé.

¿Y cuál es el sketch o serie que más os ha gustado hacer?

Esteban: Yo diría que con Da Suisa es con lo que nos lo pasamos mejor…

Xavi: Claro, Da Suisa como serie es ideal. Porque vas ahí, haces lo que te sale de los cojones e incluso te quedas a gusto. Porque es bastante catártico. Y luego la gente está encantada. Cuanto más mierda sea, mejor.

Esteban: La semana de rodaje de Da Suisa siempre tiene algo muy impactante. El hecho de decir: “No sé cómo podremos superar lo de ayer, porque acabamos violando a no sé quién…” Y se acaba el día siguiente y piensas: “Madre mía, pero que hoy hemos hecho…” ¡Vete a saber qué!

Xavi: Pero sin perder la sonrisa, eh (risas).

Venga Monjas estreno en vivo de la segunda temporada de Da Suisa - Creative Katarsis

¿Cómo os habéis sentido viajando por el país con los estrenos en vivo de la segunda temporada?

Xavi: Fue increíble.

Esteban: Sí, “Los increíbles”. Ha sido genial, realmente. La sensación de que en cada ciudad a la que hemos ido, sea más pequeña o más grande, hemos hecho lleno y lo loca que se vuelve la gente…

Xavi: Sí, el buen rollo que se genera mola mucho. Nosotros hasta ahora estábamos acostumbrados a colgar algo en Internet y que la gente lo comentara y en general todo es positivo. Pero ir a las ciudades y ver en persona todo este fenómeno ha sido brutal.

¿Podéis avanzarnos algo de la fiesta de despedida de Da Suisa, que se celebrará en Barcelona el 2 y 3 de marzo?

Esteban: Claro. Vamos a proyectar los dos episodios que quedan por ver, que son bastante la hostia, y haremos mucho más show en directo. Tendremos a actores secundarios míticos, haremos escenas de la primera temporada en vivo y enseñaremos algunos montajes especiales para señalar cosas finas de la serie.

Xavi: En general, hacer un poco el burro.

¿Habrá más temporadas de la serie?

Xavi: Hombre, claro.

Esteban: Mientras haya episodios de Los Simpson por “dasuisar”, seguiremos haciendo temporadas.

Y además de con Da Suisa, ahora también estáis liados con Dos Salaos en Modo Random. ¿Cómo surgió la idea de la serie?

Xavi: Fue Atresmedia la que se reunió con nosotros pidiendo ideas para series. Al principio queríamos hacer una nueva hornada de capítulos de Coneix la teva ciutat

Esteban: Sí, y haciéndolo no solo en Barcelona, sino también en Madrid, en Valencia…

Xavi: Pero al final dijimos: “Cuidado porque depender de famosos lo convierte todo en un infierno de producción”. Y terminamos haciendo los Salaos, que es cien veces más difícil.

Esteban: Salaos es la locura… Pero porque nosotros cada vez nos emocionamos más y queremos capítulos más currados. El que estamos haciendo ahora mismo, el octavo, es de putos locos… Bueno, el de NigeriaTV ya fue la apoteosis porque eran como seis episodios en uno, pero este también va a ser una flipada absoluta. Y eso, como buscábamos una alternativa a hacer Coneix, nos dijimos: “¿Por qué no hacemos una serie de nosotros dos todavía más gilipollas de lo que ya somos normalmente con Venga Monjas?”. Y hacía poco, habíamos hecho un sketch para FDF en el que Xavi se ponía unos dientes postizos y fue muy divertido, y pensamos que nos podríamos hacer unas dentaduras a medida y ser ya dos idiotas totales.

¿Y el nombre?

Xavi: Estuvimos pensando en muchos nombres, la verdad. Como “dos imbéciles”… Pero es que imbéciles sonaba como muy…

Esteban: Sí. Y de hecho fue Nando, de los Burnin Percebes, el que propuso “dos salaos”. Y dijimos: “Hostia, pues dos salaos mola.”

Xavi: Pero había una idea como muy clara al principio… “Dos cachondos”, creo que era.

Esteban: Lo de “en modo random” sí que estaba bastante claro.

Hace unos días podíamos leer en vuestro Instagram que estáis preparando cosillas para vuestro décimo aniversario. ¿Se puede adelantar alguna cosa?

Esteban: Sí, vamos a preparar un súper espectáculo para los diez años. Van a ser dos noches en la Sala Rubianes del Club Capitol, haciendo como un remember de todo Venga Monjas…

Xavi: Será un show muy guay, un especial de nosotros. Un especial emoción.

Esteban: Hemos conseguido niños de tres años iguales a nosotros… Vale, no (risas). No sé, todavía quedan meses y lo estamos preparando, pero hay muy buenas ideas. Mucho fuego artificial.

Xavi: La promoción del show será lanzar niños de diez años, por los diez años de Venga Monjas. Desde aviones. Con parapentes en los que pondrá “Show de Venga Monjas”. Por la playa. Porque ya será veranito, casi (risas).

Pues muchísimas gracias Venga Monjas por la entrevista. Os deseamos muchísima suerte en todos los proyectos que tenéis en marcha.

Xavi y Esteban: ¡Muchas gracias!

Entrevista Venga Monjas estreno Da Suisa - Creative Katarsis

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here