El legado del PP valenciano – La corrupción de la que presume Casado

0
El legado del PP valenciano - La corrupción de la que presume Casado - Creative Katarsis

EL LEGADO DEL PP VALENCIANO

Pablo Casado no ha parado de prodigarse en los medios de comunicación desde que ganó las primarias de su partido, convirtiéndose así en el nuevo secretario general del PP. Ayer Casado intervino en un acto de su partido en Valencia, donde se vanaglorió de la gestión del Partido Popular durante las dos décadas en las que gobernaron en esta región. Según el presidente del PP, su formación política dejó “un legado impecable”, pese a los numerosos casos de corrupción que afectaron a los suyos en esta comunidad. En este post vamos a repasar el legado del PP valenciano, el cual demostrará que son líderes en corrupción y también en deuda.

Pero antes vayamos por partes. Primero repasemos rápidamente los 16 principales casos de corrupción del Partido Popular en la Comunidad Valenciana.

TODA UNA RETAHÍLA DE CORRUPCIÓN

Caso Erial: Se investiga los presuntos delitos de “blanqueo de capitales, soborno, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación y asociación ilícita”, durante la época en que Eduardo Zaplana fue presidente de la Comunidad Valenciana (94-03). De hecho, actualmente el mencionado expresidente se encuentra en prisión por este mismo caso.

Caso Terra Mítica: Dos exdirectivos del parque de atracciones y otras veinte personas fueron condenadas por el pago, a través de facturas falsas, de casi cuatro millones y medio de euros a diversas empresas por servicios inexistentes. Esto ocurrió en los años 2000 y 2001, cuando era presidente Zaplana, principal impulsor del parque temático.

Caso Gürtel: ‘correa’ en alemán (denominada así por el apellido de Francisco Correa, considerado el líder de la trama de corrupción) fue una red de corrupción política que operó principalmente en las comunidades de Madrid y Valencia. A los implicados se les acusó de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho y tráfico de influencias. La sentencia en la Audiencia Nacional condenó a 29 de los 37 acusados. Cabe añadir que el caso Barcenas deriva de la Gürtel.

Caso trajes: El expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, se enfrentó a un delito de cohecho impropio por haber recibido prendas procedentes de la trama Gürtel. Finalmente salió absuelto pero en la misma causa y por los mismos hechos, fueron condenados otros ex consejeros y secretario autonómicos suyos.

Caso Fitur: El legado del PP valenciano incluye también la adjudicación del stand de la Comunidad Valenciana con sobreprecio; con cohechos varios y presumibles mordidas.

Caso financiación del PP: En la sentencia de La Audiencia Nacional quedó acreditada la financiación ilegal de las campañas electorales del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV) en las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y en las generales del 2008.

Caso visita del Papa: En 2006 Benedicto XVI visitó Valencia, y en la preparación supuestamente se amañó para la trama Gürtel el contrato de 7,5 millones de megafonía y pantallas gigantes para el seguimiento del Pontífice. 

Caso Fórmula 1: Contratación de la F1 y su carpintería de gradas y circuitos de forma presuntamente irregular, con sobreprecios y desvío de fondos públicos. Francisco Camps, quien ya empieza a ser recurrente en este artículo, está siendo investigado también por este caso.

Caso Brugal: En este caso, cuyo nombre es el acrónimo que viene de “Basuras RUrales Gestión ALicante”, se investigan delitos de soborno, extorsión y tráfico de influencias en la adjudicación de contratos públicos en concursos de gestión de los servicios de recogida de basuras en varias localidades gobernadas por el PP en Alicante.

Caso Emarsa: Se investiga al presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus (al que tanto quería Rajoy) y a sus hombres por dar contratos públicos a cambio de comisiones. Se valían de las empresas que gestionaban los residuos y el cuidado de los bosques. El saqueo en la depuradora de Pinedo (Valencia) asciendó a los 24 millones de euros.

Caso fuego: En la conocida como “trama del fuego” se investiga un presunto amaño de contratos públicos (presuntos cohechos y comisiones) relacionados con empresas del sector aéreo dedicadas a la extinción de incendios forestales. Entre los investigados se encuentran Serafín Castellano, ex consejero con Zaplana y con Camps, y secretario general del PP.

Caso pitufeo: Consistió en un delito de blanqueo de capitales con la finalidad de financiar ilegalmente las campañas de Rita Barberá para las elecciones del 2015 (mediante la donación de 1.000 euros por persona que luego les eran reintegrados con dinero negro), así como un delito electoral por parte de algunos dirigentes.

Caso Nóos: también conocido como caso Urdangarin, es un caso derivado del caso Palma Arena al ser encausados los dirigentes del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres. Los cargos por los que están imputados por la Fiscalía Anticorrupción son malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales. El Tribunal Supremo condenó al exduque de Palma a una pena de cinco años y 10 meses de prisión.

Caso Carlos Fabra: El ex presidente de la Diputación de Castellón fue condenado a cuatro años por fraude fiscal y continúa siendo investigado por: tráfico de influencias para acelerar los permisos para comercializar un producto fitosanitario, cohecho por la esponsorización de Aerocas, delito societario…

Caso de la Cooperación: El ex consejero de Solidaridad Rafael Blasco está cumpliendo pena de cárcel por el desvío de alrededor de seis millones de euros de los fondos públicos que estaban destinados para la construcción de hospitales en Haití y que nunca llegaron a su destino.

Caso IVAM: El legado del PP valenciano en lo que a corrupción le compete, termina con la investigación de la compra de obras de arte falsas en el Museo Valenciano de Arte Moderno. También se investiga si la ex directora Consuelo Ciscar cargó al museo obras particulares.

NÚMERO UNO EN DEUDA

El legado del PP valenciano no se resume “únicamente” en el rosario de corrupción que hemos citado en el apartado anterior, sino que además la gestión de los populares ha batido récords en números rojos. Así lo reflejan los datos oficiales del 2015 ofrecidos por el Banco de España, en los que se reveló que la autonomía más endeudada fue la Comunidad Valenciana, puesto que su deuda suponía el 41,3 % de su PIB.

A la Comunidad Valenciana le seguía Castilla-La Mancha (35,5 %), una comunidad que también fue gobernada por el PP hasta las elecciones municipales y autonómicas de hace tres años. El cambio de gobierno en Valencia fue positivo, ya que la ciudad ha reducido su deuda más de un tercio en los últimos tres años gracias al tripartito de izquierdas: el Ayuntamiento pasó de 715 millones de pasivo en 2015 (que es el pufo que dejó el PP en el Consistorio) a 469 millones a finales de mayo, un 34% menos.

Lo cual contrasta con la situación de la Generalitat, que ha incrementado en 3.000 millones su deuda, lastrada por la infrafinanciación que lleva deteriorada ocho años por culpa de la crisis económica.

CONCLUSIÓN: ¿VIVA EL REY?

Como ya hemos comprobado, el legado del PP valenciano no es para ir sacando pecho precisamente, que es lo que hizo ayer Pablo Casado en Valencia al decir, entre otras mentiras, que su partido es “el que más ha hecho por esta tierra”, al dejar “un legado impecable”. En realidad el principal legado del PP en la Comunidad Valenciana (además de la ingente deuda que dejó) es la corrupción estructurada con la que saquearon los bolsillos de sus ciudadanos durante dos décadas.

Los tentáculos del descomunal nicho de corrupción del PP valenciano alcanzaron todas las áeras imaginables: desde la construcción de colegios hasta la ayuda a la cooperación; desde la visita del Papa hasta la organización de todo tipo de eventos como el stand en Fitur; desde las campañas electorales del Partido Popular hasta la llegada de la Fórmula 1 a Valencia.

El legado del PP valenciano ha dejado a Zaplana entre rejas, además de tener imputados a dos expresidents, dos expresidentes de las Corts, que también fueron consellers, once exconsellers, tres expresidentes de diputación y tres exalcaldes… es normal que los casos de corrupción del PP ocupan a más de la mitad de los juzgados de instrucción de Valencia.

Y no olvidemos que en enero de 2016 fueron imputados todos los integrantes del grupo municipal popular en el Ayuntamiento de Valencia, tanto concejales como asesores del ex equipo de Gobierno de Rita Barberá, cerca de 50 personas, en relación con la operación Taula, en la que se investigaba la financiación ilegal de las campañas de Rita Barberá.

Definitivamente el presidente del Partido Popular los tiene que tener tan grandes que no le caben en un jarrón chino a la hora de ir presumiendo de el legado del PP valenciano… ¡Un momento! ¿No será que hay que leer entre líneas; y lo que quiso decir este “Master del Universo” fue queel PP ha dejado un legado impecable en la Comunidad Valenciana en lo que a corrupción y endeudamiento se refiere”?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.