El coronavirus no se regula solo

0
Coronavirus

CORONAVIRUS

Todos tenemos o hemos tenido abuelos o familiares que pertenecen a ese grupo de riesgo del que tanto se está hablando ahora. Mis dos abuelos murieron y uno de ellos sufrió alzhéimer que después se transformó en una demencia muy grave. Sé lo que es vivir todo esto. Y con razón me preocupo por la salud de aquellos ancianos que están actualmente encerrados en casa con temor a ser contagiados por el coronavirus.

España ha actuado tarde. Sobre todo teniendo en cuenta que tenían el ejemplo de China e Italia, que se sabía lo que podía provocar este virus: un colapso del sistema sanitario. No obstante, el gobierno decidió no hacer nada hasta el último momento. La táctica Rajoy: no hacer nada y dejar que las cosas se arreglen solas. Pero no ha funcionado.

Pedro Sánchez ha optado por medidas radicales para hacer frente al coronavirus: intervenir en la sanidad privada, cuarentena indefinida, etcétera. Medidas que, aunque son restrictivas, no paralizan todo. Quizás haya que replantearse cerrar Madrid y/o paralizar toda la Comunidad de Madrid u otras provincias, al igual que China con Hubei. Y más intervencionismo.

El país asiático ha sido todo un ejemplo: han conseguido vencer al coronavirus en tiempo récord, sobre todo teniendo en cuenta la inmensa cantidad de contagiados. Hasta economistas liberales como Juan Ramón Rallo quieren copiar ese fuerte intervencionismo de China para nuestro país. Si en China ha funcionado, ¿por qué no aquí o en Italia? Porque obviamente perjudicará gravemente a la economía. No obstante, nuestra economía ya está condenada a sufrir una grave crisis cuando termine esta pandemia, es inevitable. ¿Por qué arriesgarse a que todo vaya a peor? La salud pública debería ser prioritario frente a nuestra economía, porque la crisis económica, insisto, ya es inevitable.

Sin embargo, por ahora el presidente descarta tomar medidas más restrictivas a pesar de la insistencia de algunas personas que exigen actuar más, como por ejemplo FACUA, que piden el cierre total de centros de trabajo y comercios (salvo bienes esenciales).

Por otra parte, también se podría aplicar cierto ejemplo de Corea del Sur. De este país cabe destacar su enorme capacidad para realizar pruebas de coronavirus entre la población. Además de que fueron precavidos, a diferencia de España. Mi aplauso por Sanidad, que ha comprado 640.000 test de diagnóstico rápido.

En España jamás se volvería a permitir que el PP u otra partido político recorte en sanidad, que es en parte culpable de que se dejase la sanidad pública “diezmada”, como bien dice el economista Gonzalo Bernardos.

Todo mi apoyo al personal sanitario. No creo que el coronavirus sea el inicio del socialismo en el mundo y el fin del capitalismo, pero sí creo que habrá un profundo cambio de mentalidad en muchos países. Si toda esta crisis no ayuda a reflexionar a muchos sobre la importancia que tiene la sanidad pública, nada más lo hará.

Con la salud no se juega. Hay que tomar ejemplo de China. El objetivo final no es instaurar el comunismo, sino evitar males mayores y proteger a las personas que pertenecen a ese grupo de riesgo. Y el coronavirus no se regula solo.

Desde Creative Katarsis recomendamos que, mientras perdure el confinamiento, os distraigáis viendo series, leyendo, jugando, etcétera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.