El caso de los Titiriteros – Ironía Made In Españistán

3
El caso de los Titiriteros - Creative Katarsis

EL NUEVO MONTAJE DE LA CAVERNA MEDIÁTICA

¿Alguien se imagina que Charles Chaplin o Steven Spielberg hubieran sido acusados de apología del nazismo por ‘El Gran Dictador’ y por La lista de Schindler’, respectivamenteNo, ¿verdad? Porque cualquiera con dos dedos de frente sabe que la primera era una sátira mordaz contra Hitler y el Nazismo,  y la segunda era una feroz crítica contra el Holocausto. En cualquier caso, se tratan de dos obras maestras del cine. O dicho de otra forma, de la ficción…. El caso de los Titiriteros es, entre otras cosas, un ataque surrealista a la libertad de expresión y una manipulación mediática para intentar desacreditar a Ahora Madrid, entre otras cosas. Vamos a analizar este caso a continuación.

EL CASO DE LOS TITIRITEROS

Mi padre solía decir que los artistas mienten para decir la verdad mientras que los políticos mienten para ocultarla. – Every Hamond en V de Vendetta.

El pasado viernes, se celebró el Carnaval de Madrid en el barrio de Tetuán. Dos titiriteros exhibieron, en medio de una función, una pancarta en la que podía leerse: “Gora Alka-ETA”. Algunos padres que asistieron a la función, incluida en la programación municipal, llamaron a la Policía Municipal, que terminaron por detener a los titiriteros.

Según un comunicado del consistorio, la compañía Títeres desde Abajo realizó un espectáculo titulado La bruja y Don Cristóbal con la siguiente sinopsis:

La Compañía Títeres desde Abajo revive a Don Cristóbal Polichinela, ese oscuro personaje de la tradición popular ibérica. En esta ocasión, Polichinela llegará a Tetuán para imponer su voluntad a base cachiporra. Sin embargo, también habitará en estas tierras una bruja que tiene la firme decisión de amar su libertad por encima de todo y no dejarse pisotear por ningún Don Cristóbal, por mucho poder que éste se arrogue.

El propio Ayuntamiento de Madrid reconoció que esta obra no había sido visionada con antelación. Además, la concejalía de Cultura y Deportes se sumó a la denuncia contra la compañía teatral y pasó a la depuración de responsabilidades sobre la programación de este evento. El caso es que tras pasar cinco días en prisión, acusados de “fomentar el odio”, fueron puestos en libertad ayer mismo.

Eso sí, tendrán comparecencias diarias en el juzgado, tal y como pidió la Fiscalía. Su espectáculo fue “un modo de promover la violencia”, la libertad de expresión no ampara el “discurso del odio” y el cartel ‘Gora ALKA-ETA’ no está despenalizado por exhibirse en un guiñol. Además, han tenido que entregar los pasaportes y se les ha incautado su material de trabajo. Vamos, igualito que con los Puyols, Urdangarín, Rato y compañía.

EL CASO DE LOS TITIRITEROS – IRONÍA MADE IN ESPAÑISTÁN

La prisión está para protegernos de delincuentes peligrosos y no para castigar a titiriteros cuando critican las instituciones con guiñoles – Joaquim Bosch (Portavoz de Jueces para la Democracia).

El caso de los Titiriteros - Creative Katarsis

El caso de los Titiriteros se convirtió en el principal debate político del país, cuando este hecho no debería de haber pasado de un episodio anecdótico y del cese del programador de actividades por negligencia. De hecho, el Ayuntamiento de Madrid destituyó al director que programó este polémico show de títeres. Estamos de acuerdo en que el contexto no era (para nada) el adecuado para que se desarrollara esta obra de teatro. Al margen de que en el programa oficial decía que la obra era para todos los públicos, mientras que en Facebook se anunció esta función no estaba orientada para un público infantil.

Pero de ahí, a detener, enviar a prisión preventiva sin fianza durante cinco días, y acusar a los dos artistas callejeros de hacer enaltecimiento del terrorismo…. ¡Hay todo un Estado de derecho!  Y para más Inri, los titiriteros entraron en la cárcel el mismo día en que un juez dejó en la calle a un pederasta confeso “al no haber riesgo de fuga”.

Además, este caso no está carente de cierta ironía, puesto que se llevó a cabo una caza de brujas real, en una obra satírica para adultos que denunciaba la caza de brujas por parte del poder. En otras palabras, la ficción se tornó en realidad para desgracia de los creadores de esta función. ¿Una sátira para adultos que denuncia la práctica de colocar pruebas falsas para inculpar de un delito a un inocente es enaltecimiento del terrorismo? Desde luego que Spain is different.

¡CUIDADO! VAN “ARMADOS” CON GUIÑOLES

El caso de los Titiriteros - Creative Katarsis

El caso de los Titiriteros ha provocado una histeria colectiva en un sector de la población, espoleado por los medios de comunicación. El tema va cobrando más sentido después de leer las declaraciones de una testigo, que entre otras cosas, dijo que el contenido de la obra no le llamó la atención por violento y que de ser así se habría ido. Además, manifestó que entre los padres presentes no se entiende cómo han podido acabar en prisión los dos titiriteros y que solo una minoría protestó por el contenido de la representación… Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Ahora bien, si nos ponemos tan papistas por una obra de marionetas en presencia de menores, es de suponer que las personas escandalizadas también habrán hecho lo posible para que sus hijos no jueguen a videojuegos como el GTA, o el Call of Duty, ni vean corridas de toros (aún menos el “torneo” del Toro de la Vega), ni vean la tortura representada en las procesiones de Semana Santa. Ni tampoco permitirán que sus hijos vean el humor negro de Rasca y Pica en Los Simpsons, ni el humor transgresor de Padre de Familia, ni la violencia verbal y física expuesta en Bob Esponja que se emiten en horario infantil, por citar solo algunos ejemplos.

Qué casualidad que los titiriteros de Manuela Carmena también lo fueron de su predecesora en el cargo, Ana Botella, y no se montó ningún escándalo. ¡Es más! Títeres desde abajo ya interpretó la obra La Bruja y Don Cristóbal. A cada cerdo le llega su San Martín el pasado mes en Granada sin generar ninguna polémica.

CONCLUSIÓN

La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos. – Dario Fo (actor y escritor de teatro italiano).

El caso de los Titiriteros - Creative Katarsis

Hace poco más de un año, se hablaba en favor de la libertad de expresión (y con razón), tras el atentado en la revista satírica Charlie Hebdo en París. Pero es algo que al parecer algunos políticos respetan siempre y cuando sea fuera de España. Recordemos que Rajoy se manifestó el año pasado en París a favor de la libertad de expresión, y luego impusó en su país La Ley Mordaza. En el caso que nos ocupa, no “solo” se ha sobredimensionado y se ha actuado de forma desproporcionada, sino que también se ha tergiversado al decir que había enaltecimiento del terrorismo. ¡No lo hay!

En la obra, una marioneta coloca una prueba falsa (una pancarta que no significa nada, pero que juega con dos posibles significados: ‘viva el alcalde’ o una inexistente organización terrorista a mitad de camino entre Al Qaeda y ETA) en una víctima del sistema (inconsciente, por eso debe ponerla en pie) para hacerle una foto con ella y acusarla de apología del terrorismo. Lo irónico de este caso, es que un magistrado y la fiscalía se han encargado de trasladar algo similar a la realidad, dando paradójicamente la razón a los Titiriteros.

El caso de los Titiriteros ha sido, (aparte de un nuevo intento por desprestigiar a Ahora Madrid), otro desvío de atención para ocultar la corrupción del PP. Antes de los títeres, fueron las rastas, el bebé de Bescansa en el Congreso, el vestuario de los Reyes Magos o los Tuits de humor negro de Zapata que escribió en 2011. Cualquier cosa le vale a la caverna con tal de hacer uso de la primera estrategia del decálogo de la manipulación mediática para sus propios fines.

El caso de los Titiriteros ha reunido el surrealismo Kafkiano con el uso de la propaganda alienante que escribió George Orwell para su distópica novela: 1984. Mientras el país estaba pendiente de este asunto, el PP ha blindado a Rita Barberá en la Diputación Permanente del Senado y Trinidad Jimenez ha sido fichada por Telefónica (otro caso de puertas giratorias). El caso de los titiriteros ha demostrado algo que todos deberíamos saber ya: Los verdaderos titiriteros de esta sociedad son los medios de comunicación y los ciudadanos somos las marionetas que nos movemos al son que marca la Mass Media, para que no se hable de lo que realmente importa.

FUENTES: Diario Público, El Diario, Iniciativa Debate.

VIÑETAS DE Malagón, Ferran Martín, Pedripol.

3 COMENTARIOS

  1. […] La libertad de expresión es un derecho despreciado en España. No lo digo yo, lo dice Amnistía Internacional que denunció en el pasado la Ley Mordaza y la reforma del Código Penal y aseguró que nuestro país desoye las recomendaciones internacionales. “Las reformas de 2015 para ampliar la ley contra el enaltecimiento del terrorismo han ahogado opiniones y comentarios legítimos”, aseguró la organización sobre el caso español. Las leyes concebidas para abordar la amenaza del terrorismo en Europa “han pasado como una apisonadora sobre las salvaguardias de los derechos”. Como así lo demuestran casos “recientes” como el de César Strawberry o el de los titiriteros. […]

  2. desde luego en contra de la persecución. ahora el comentario de cine en absoluto concuerdo, jamás vi una película más aburrida que la lista de Schindler, donde se omite el papel de la esposa Emily, que murió pobremente en Argentina, sin ayuda alguna de institución judía. el espectáculo de los toros es lamentable, hiere la sensibilidad de cualquiera que no sea una especie de psicópata.

    • Hola Susana. El comentario de cine lo he añadido como un hipotético paralelismo con el caso de los titiriteros, para que entendamos mejor hasta qué punto llega a ser surrealista. Respecto a la ‘Lista de Schindler’, independientemente del nivel de fidelidad que guardó Spielberg con la historia que narra en este largometraje, a mí me parece una película excelente. Pero bueno, sería entrar en otro debate. Por lo demás, me alegra que te haya gustado el artículo. Gracias por comentar. ¡Un saludo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here