El año de la furia – Crítica

0
El año de la furia

EL AÑO MÁS BANAL

Estamos en plena pandemia y los blockbusters están volviendo, aunque aún se nota la presencia de ese cine que roza lo comercial y lo independiente. Hoy viernes llega a las salas la película El año de la furia o mejor dicho El año más “banal”.

Nos presentan la Uruguay de 1973 donde la violencia y la corrupción son la base de la sociedad con un inicio impresionante y lleno de ritmo en el que vemos a Rojas (Daniel Grao), un militar y torturador. Vemos la oscuridad y la crudeza de aquel entonces con una fotografía oscura. Si la película hubiese seguido este ritmo no habría sido tan fallida.

La historia sigue a este militar, a una prostituta, a dos guionistas y varios resistentes que van contra la dictadura. He aquí el mayor problema, tiene tantos personajes y tantas tramas que la película se pierde. El guion divaga por diferentes situaciones mezcladas sin llegar a centrarse en ninguna, consigue que nos perdamos y nos confundamos con los personajes.

Sin embargo, intenta ser una película profunda, justiciera, humanizadora y crítica con lo ocurrido, pero lo único que consigues es que veamos a personajes dar vueltas y hablar. Vagamente consigue aclararse con la historia del torturador. 

En teoría se llama el año de la furia pero la violencia y la oscuridad que se ve al principio desaparece por completo convirtiéndose en un melodrama o, mejor dicho, un culebrón en el que no se profundiza.

Uno de los dos protagonistas escritores (Joaquín Furriel) tiene una historia detrás que le hace un personaje complejo e interesante con una trama que podría haber avanzado poco a poco con sutileza pero que se estropea con flashbacks.

El año de la furia

Encontramos un elenco secundario de grandes actores desaprovechados como Miguel Ángel Solá, que tiene una presencia imponente cuando aparece. Varios de los protagonistas transmiten muy bien su frialdad y su completa falta de sentimientos. La película nos da una amplia selección de caras serias que no cambian y nos terminarán hartando.

En la dirección Rafa Russo flaquea con los actores y luego tiene una puesta en escena acertada, aunque a veces malograda. De vez en cuando, mete algún plano que rompe el ritmo de la escena y desubica al espectador. Además las historias transcurren a trompicones, sin saber en ocasiones en que lugar se encuentran los personajes. Por otra parte, mantiene un ritmo muy rápido al principio en el que da la sensación de que tiene prisa en cortar a otra escena y luego baja mucho llegando a hacer la historia pesada.

El problema del corte rápido del inicio y la bajada de ritmo va unida a la falta de un montaje sólido que como la dirección, es básico de vez en cuando y en otras ocasiones hace “cosas raras”.

La música está muy presente en la película casi todo el rato, es bastante bonita y carga de potencia a la película. Sin embargo, la utilizan también mucho al principio cuando no es necesaria ya que son escenas de presentación de personajes.

El año de la furia

Esta película que se estrena hoy es floja en muchos de sus aspectos, sobre todo en cuanto al guion. Se puede salvar la música, la fotografía y un poco la dirección, pero no es para nada eficaz ni suficiente objetivamente. Personalmente, es soportable al ser tan corta, pero si hubiese seguido por la oscuridad y crudeza de la primera escena habría sido más eficaz.

Si te ha gustado te recomiendo que leas nuestra crítica de El olvido que seremos.

Reseña Panorama
FOTOGRAFÍA
6
MONTAJE
4
MÚSICA
6
INTERPRETACIÓN
3
GUION
3
DIRECCIÓN
5
Artículo anteriorEl olvido que seremos
Artículo siguienteClaves para hacerse con un iphone 8 plus reacondicionado
Me gusta mucho el cine, la música, las series y los comics. Me gusta hablar, escribir y comentar acerca de estos temas. Además, en mi tiempo libre escribo guiones y he grabado algún corto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.