Dostoyevski y Hideaki Anno: en las profundidades de la miseria humana

0
Dostoyevski

DOSTOYEVSKI Y HIDEAKI ANNO

Decía Nietzsche que algunos nacen póstumamente. A quienes les sucede esto, por lo general no tienen una vida fácil, y su existencia se envuelve entre la miseria, la desolación y el dolor. Y gracias a este castigo, Dostoyevski ha sido capaz de conocer tan bien la psicología humana. Por otro lado, Hideaki Anno, gracias a la depresión que sufrió durante varios años, fue capaz de crear Neon Genesis Evangelion.

Estos días he logrado una cosa que siempre quise, pero nunca pensé que lograría, leer un libro de más de mil páginas. Sí, quizás parezca algo insignificante a ojos de un purista, pero cuando lo ves delante, tan grande, tan largo, con tantas páginas que parece que nunca se acabarán; y tú, tan minúsculo peón, indefenso, en este tipo de ocasiones, las cosas más simples parecen inviables debido, mismamente, a esa elementalidad tan transparente.

Pero con disciplina, paciencia y constancia todo se consigue. Vale, quizás esto suene demasiado a mensaje motivador de las tazas de café (aún así invito a cualquiera a no rendirse y que persiga sus sueños, pero sin soñar demasiado porque cuando piensen que ya lo tienen chocarán con un gran muro llamado “circunstancias materiales”. (Por cierto, ese libro al que me refería, no es otro que la obra maestra “Los hermanos Karamázov”)

Sin embargo, confieso que después de haber conseguido este pequeño deseo personal, me pasó un poco como con aquellos sueños que se tienen de niño que parecen redentores, pero de mayor, cuando se cumplen dejan un sabor amargo como: “Vale, muy bien, perfecto, ¿Y ahora qué?, ¿Dónde están todos los tesoros prometidos? “

En todo caso, ese no es el tema, sino Dostoyevski y Neon Genesis Evangelion. Antes de todo, he de admitir que nunca antes había visto ningún anime, pero después de escuchar varias voces que al referirse a Evangelion todos llegaban a la misma conclusión: “a mí me ha marcado”, decidí verlo. No haré aquí ninguna crítica o valoración del anime, sino solamente quiero centrarme en lo que, por casualidades del destino o del azar se mezcló con mi lectura de Dostoyevski y me di cuenta del tremendo parecido que tienen ambos en un punto común: la psicología humana.

Dostoyevski

Como escribía al principio, Fiodor Dostoyevski tuvo una vida difícil, la suya fue la vida del antihéroe, del artista atormentado, la que nadie desearía tener ni por un minuto. Y la fama, como ocurre con este tipo de personas, le llegó tan solo en sus últimos años de vida. El sufrimiento que experimentó Anno fue parecido en los años de depresión, gracias a los cuales creó Evangelion. Estas experiencias, quizás traumáticas (en todo caso desgraciadas) lograron que los autores tocarán lo más hondo de los sentimientos de la mente humana para dar vida a sus geniales personajes.

Tanto los personajes de uno como de otro tienen tremendos parecidos, todos son únicos, tan bien definidos que puedes saber cómo van a actuar en una situación determinada. Personajes que van cambiando con el tiempo, según las circunstancias. Y aunque en su mente ellos tengan claro el camino, la vida no se lo pondrá fácil y les hará avanzar por otros caminos.

Cada uno es único, diferente, cada uno tiene sus propios problemas, sus demonios interiores, sus angustias, en definitiva las personalidades están perfectamente definidas.

La visión de la vida es pesimista, esta no vale nada, estamos solos, siempre lo estaremos y así moriremos. Aunque cuanto antes seamos conscientes de ello, entonces podremos encontrarlo algo que sea lo más parecido a la felicidad… porque… ¿se puede llegar a ser feliz sabiendo eso?.

Quizás, por esa percepción de la naturaleza humana los personajes tienden a la autodestrucción, si los dejas libres, de una manera u otra van a acabar siempre por autodestruirse.

Tanto en los hermanos Karamázov como en Evangelion, los personajes se hacen grandes preguntas, ellos son conscientes de su nimiedad en el mundo y tienen conflictos internos  donde se hacen preguntas como : ¿Quién soy?  ¿Qué es el ser humano? ¿Es una creación de Dios? ¿Es una creación del ser humano? ¿Este ser soy yo? ¿Quién soy yo? ¿Qué soy yo? ¿Quién eres tu? ¿Que es la existencia?

Para Nietszche, el descubrimiento de Dostoyevski fue una de los mayores suertes de su vida, y lo consideraba como un psicólogo con el que él podía entenderse. Stefan Zweig lo consideró como : “el mejor conocedor del alma humana de todos los tiempos”.

La fe, la razón, la filosofía están presentes en cada escena tanto del libro como del anime. Dostoyevski, fue una influencia para los filósofos existencialistas del siglo XX. En Evangelion, hay escenas que recuerdan mucho a la Náusea de “Jean Paul Sartre”, la personalidad de Rei Ayanami, es muy parecida a Antoine Roquentin. Un carácter frío, solitario, lacónico. En el capítulo 14, Rei, se hace preguntas sobre su propia existencia con una identidad tan automatizada que parece más una máquina que un ser humano.

Lo que realmente hace que el anime y el libro sean tan geniales es la proyección de la trama de los personajes hacia su interior. Lo realmente importante del argumento no son los acontecimientos exteriores, sino el individuo y lo que ocurre en su interior… llámese alma, cabeza, corazón, sentimientos, espíritu, psique…

Para concluir, lo único que quería decir con todo esto, es lo curioso e interesante de que quien llega a tocar el fondo del pozo de lo que son los sentimientos es quien mejor acaba por conocerlos.

Si quieres saber más sobre Neon Genesis Evangelion, echa un vídeo a este vídeo de DayoScript.

Quizás también te interese Depresión y Literatura, algunas recomendaciones literarias con la misma visión pesimista de la vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.