Dando la nota

0

DANDO LA NOTA

Dando la nota

¡Cómo se puede ser tan Fariseo!

¡Salve Regina!

Pero no nos dejan
No nos dejan y nace el frío
Nace como con un fulgor de esperpento
Y una niebla color suspiro

Y ellos lo saben
No nos dejan
No nos dejan

¡Mucha policía y poca diversión!

¡Un error! ¡Un error!

Sarcoidosis infernal de volquetes de putas

A las ordenes de un ministro ignorante

Diablos contenidos en palabras
Terroristas que ultrajan a las víctimas
Y más estupor
Y más carroña para los matarifes de las ondas

Mientras una voz quiera cantar
Y se especule con que alguien le dispare enmiendas
Este país será una patraña de toreros asesinos
De peleles coplistas
De escribanos dubitativos
De tertulianos anonadados
De pitufos políticos
Y de intérpretes de lo superfluo
Hoy decimos con manos y con pies
Hablamos con la voz del polvo de la carretera
Digerimos del mundo solo la porción generosa
La volubilidad encerrada en un papiro
O la voz rota que se queja en un lamento de metáforas

Y no nos dejan
No nos dejan

Nos acribillan con insultos
No nos dejan expresarnos, manifestarnos, distraernos
Son como el súcubo que viola
Son como el jamelgo que lanza al aire a su jinete
Son la lanza de la muerte bailando al son de los mercados
Son el estrépito de la chulería

Y os digo a vosotros mercaderes
Acaudalados banqueros del beneficio ajeno
Truncadores de vidas que creáis corsarios dementes y Ciudadanos

Pero fijaos en el poder de las letras

Nos temen

Zu atrapatu arte

Hasta que te atrape a ti también

No nos dejáis
Pero nos importa una puta mierda

Porque este Rock que nos legaron hace años
Sigue vivo
Sigue firme en la esperanza

No nos dejan
No nos dejan
No nos dejan cantar
Pero seguiremos dando la nota.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here