Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao – Segunda juventud

2
Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao- Creative Katarsis

Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao

Uno de los noticiones que dimos el año pasado en materia musical, es que la mítica banda de Hard Rock Guns N’ Roses, regresaría con su alineación (casi) original. Esto significaba que el vocalista Axl Rose hacía las paces con el guitarrista Slash. Al parecer, esta reconciliación fue posible gracias al bajista Duff McKagan, quien también regresó al grupo. Dos décadas después volveríamos a ver a estos músicos tocando juntos en un mismo escenario. El subidón definitivo para un servidor llegó cuando se anunció que la banda tocaría en Bilbao el 30 de mayo del 2017, en el estadio de San Mamés. Finalmente llegó el día y ahora es momento de descubrir lo que dio de sí este show; gracias a la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao. 

Antecedentes

Antes de pasar a la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao, hay que decir que la Ertzaintza y la Policía Municipal de la capital vizcaína establecieron un dispositivo especial de seguridad para el concierto que la banda estadounidense dio ayer en el estadio del Athletic Club Bilbao, el cual albergó a más de 40.000 personas. Por lo que la actividad de los servicios policiales se centró en asegurar los flujos de personas que accedían al estadio, para lo cual ya desde primeras horas de la mañana hubo una vigilancia específica del transporte público y de las calles periféricas al recinto.

El operativo implicó la canalización del tráfico en las proximidades del estadio de San Mamés y un amplio dispositivo de prevención de la seguridad pública en el que participó la Ertzaintza, la Policía Municipal de Bilbao y personal de seguridad privada contratado por la organización. Durante los días previos al evento, más de 200 personas partciparon en las labores de montaje de la infraestructura necesaria para el concierto. Fue el primer show masivo celebrado en San Mamés Barria y, en líneas generales, todo funcionó perfectamente. Por lo que hay que aplaudir el trabajo de todas y cada una de las personas que hicieron posible este espectáculo.

Mientras tocaban los teloneros (Tyler Bryant & The Shakedown y Mark Lanegan Band), en las inmediaciones del campo de fútbol había todo un fandemonium de Guns N’ Roses. Allá donde se dirigiera la mirada; podía verse a personas con camisetas de la banda y a algunos disfrazados de Axl Rose y de Slash. Mi primera sopresa del día vino cuando me encontré de forma fortuita con Gorka Urbizu, cantante de Berri Txarrak, un grupazo navarro de rock que cantan sus canciones exclusivamente en Euskera y que en directo son imprescindibles. Estoy expectante por ver qué conciertazo ofrecerán este año en la primera edición del festival Tsunami Xixón.

Tras avanzar a paso de tortuga en una cola inmensa que parecía no acabar nunca, llegué a las escaleras que conducen a pista y, mientras bajaba los escalones se podía escuchar el tema principal del peliculón The Equalizer, que los Guns usan como introducción para los conciertos pertenecientes a su actual gira ‘Not in this lifetime’. Según dejó de sonar esta canción; la locura se apoderó de la capital del mundo. En efecto, el ambiente se impregnó del aroma de las grandes ocasiones. Ahora pasemos a la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao.

Crónica del concierto

Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao- Creative KatarsisLa Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao arranca con una insistencia rítmica y punkarra procedente del bajo de Duff McKagan, al que le siguieron una trepidante batería y unas guitarras afiladas, que dieron el pistoletazo de salida con el tema It’s So Easy. Tras la descarga de adrenalina inicial, los Guns hicieron bailar al público al ritmo que marca la dinámica Mr. Brownstone. La voz desgarradora de Axl y los respectivos riffs de Chinese Democracy y Welcome to the Jungle respectivamente, casuaron verdadero furor al respetable. Las revoluciones se mantenían en lo más alto con Double Talkin’ Jive, y ya tocaba tomarse el primer suspiro con la espléndida Estranged, que puso a más de uno la piel de gallina.

¿Y qué decir de su versión de Live And Let Die de Wings o de la tórrida Rocket Queen? Pues que hicieron vibrar a San Mamés bajo el encapotado cielo de Bilbao, el cual nos dio tregua para que viviéramos una noche mágica. Los acordes principales de You Could Be Mine surtieron un arrebato nostálgico a un servidor, ya que me recordaron a un joven John Connor viajando a toda velocidad a lomos de su moto en Terminator 2. Luego llegó el relevo vocal con “Attitude” (con You Can’t Put Your Arms Around A Memory como intro), las cuales fueron cantadas por el bajista Duff. Con This I Love se produjo un bajón importante que subsanaron rápidamente gracias a la revitalizante Civil War y a un solo de Slash para enmarcar.

Black Hole Sun y Coma destacaron más por su puesta en escena que por la interpretación de los temas en sí. Entonces llegó uno de los momentos álgidos del concierto: Slash tocó un solo precediendo a The Godfather Theme. Tras esta obra de arte, sonó el riff inicial de Sweet Child O’ Mine, haciendo las delicias del respetable, el cual bailó y cantó al unísono este himno del rock de principio a fin. Better pasó sin pena ni gloria y terminó dando paso a la melódica My Michelle. Un dueto espectacular entre los guitarristas Slash y Fortus se dio cita en la instrumental Wish You Were Here de Pink Floyd. Más tarde, Axl se sentó al piano y tocó las primeras notas de November Rain, convirtiéndose en un momento épico.

Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao- Creative KatarsisY no solo por el temazo en sí, sino también por esa estampa inolvidable que nos dejó Slash tocando la guitarra en la parte superior del escenario, mientras “surca” unas embravecidas olas que colman la pantalla gigante que se encuentra detrás del músico. La comunión entre la banda y el público fue completa desde el comienzo. Pero si hubo dos canciones en las que destacó dicho vínculo, fue sin duda alguna en su cover del Knockin’ On Heaven’s Door de Bob Dylan, y en la fiestera Nightrain. Los enérgicos gritos que requieren el armónico estribillo de este brillante tema dio paso al clásico entretiempo.

Tras los habituales aplausos y las peticiones a gritos de la vuelta de los músicos al escenario, éstos abrieron su encore con la descafeinada Sorry. A la que le siguió la imperecedera Don’t Cry. La anodina The Seeker se la podrían haber ahorrado o haberla sustituido por otra canción más rápida como Garden of Eden o Anything Goes. El momento culminante del show llegó con la pegadiza y bailable Paradise City, la cual puso el broche de oro a una velada increíble, con confeti y fuegos artificiales aderezando los últimos compases del concierto. Un cierre tan predecible como impresionante. Cabe añadir que además estuve acompañado en ciertos momentos por el mismísimo Axl Rose. 😉

Los tres integrantes míticos de Guns N’ Roses (Axl Rose, Slash y Duff McKagan), están secundados por un cuarteto de lujo formado por los teclistas Dizzy Reed y Melissa Reese, el batería Fran Ferrer y el guitarrista Richard Fortus. Y si a esto sumamos los temazos que constituyen la mayor parte del setlist, y la abrumadora parafernalia que acompañan sus conciertos, podemos decir que ofrecen unos shows tan buenos o mejores que los de antaño.

Ya sabemos que no son los mismos rockeros que eran hace 20 años, pero sí que son unos músicos más experimentados y profesionales (ahora son puntuales), que hacen que sus fans salgan de uno de sus espectáculos musicales como cuando un niño sale de Disneylandia. Y para muestra este vídeo que recoge mis impresiones tras haber estado orgasmando durante más de dos horas de show; y que complementa la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao.

lo mejorA FAVOR:

  • Un setlist formado en su mayoría por himnos de la banda.
  • Un escenario muy llamativo y una gran puesta en escena.
  • La calidad de todos los músicos y su buen hacer sobre el escenario.
  • La sinergia entre la banda con el público, con la pirotecnia y con el juego de luces.

lo peorEN CONTRA:

  • La acústica de las primeras canciones dejó mucho que desear.
  • Algunos temas insustanciales en vez de canciones más cañeras que podrían haber cerrado un setlist más ecléctico.

¿No has tenido suficiente con la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao? Entonces no te pierdas nuestra crítica del disco Appetite for Destruction.

¿Estás de acuerdo con la Crónica del concierto de Guns N Roses en Bilbao? Házmelo saber en los comentarios.

REVISIÓN GENERAL
Sonoridad
8
Setlist
8
Puesta en escena
10
Parafernalia
10
COMPARTIR
Artículo anteriorAppetite for Destruction – Bienvenido a la jungla sonora de los GNR
Artículo siguienteLas Chicas del Cable: la primera serie española original de Netflix
Guionista, Poeta, Escritor, Actor, Cantante, Libre pensador a tiempo parcial, Friki a tiempo completo,una mala influencia para usted y Co-fundador de @CKatarsis

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here