El club de la lucha – Aprendiendo filosofía a hostia limpia

5
Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

INFRINGIENDO LA PRIMERA REGLA DEL CLUB

SINOPSIS

Un joven sin ilusiones lucha contra su insomnio, consecuencia quizás de su hastío por su gris y rutinaria vida. En un viaje en avión conoce a Tyler Durden, un carismático vendedor de jabón que sostiene una filosofía muy particular: el perfeccionismo es cosa de gentes débiles; en cambio, la autodestrucción es lo único que hace que realmente la vida merezca la pena. Ambos deciden entonces formar un club secreto de lucha donde descargar sus frustaciones y su ira que tendrá un éxito arrollador.

UN VIOLENTO MÉTODO TERAPÉUTICO

Esta es tu vida y se acaba a cada minuto. – Tyer Durden

El club de la lucha

El club de la lucha es una de las obras maestras del director David Fincher. En la primera parte del largometraje, nos muestra – con una técnica narrativa (voz en off en primera persona) idéntica a la del libro en el que se basa -, la vida insípida y aburrida de Jack (Edward Norton), quien pese a tener un gran apartamento y un empleo que le permite viajar con frecuencia, siente un profundo vacío existencial, lo que le hace un desdichado. Representa el arquetipo yuppie sumido en un bucle consumista y ordinario que lo convierte en un esclavo de un estilo de vida diseñado por las multinacionales.

Además, padece insomnio y para conciliar el sueño, comienza a frecuentar (por recomendación de su médico), grupos de autoayuda para enfermos crónicos o terminales, lo que le produce un alivio emocional, motivo por el cual, se vuelve un adicto a estas sesiones terapéuticas. Aquí, el director David Fincher refleja cómo la desgracia ajena supone en parte, un consuelo en la vida del protagonista. Lo mismo que para la de Marla Singer (Elena Bonham Carter), otra adicta a estas sesiones de autoayuda que tendrá un papel relevante en la historia.

Su vida da un giro de 180 grados cuando conoce a un carismático y excéntrico vendedor de jabones llamado Tyler Durden (Brad Pitt). Jack y Tyler entablan una amistad peculiar en la que se va relatando la naturaleza transgresora de Tyler, su filosofía de vida y su particular visión del mundo, que choca totalmente con la de Jack. Seres aparentemente antagonistas pero complementarios. Ambos fundan El club de la lucha, un club clandestino donde un grupo de hombres deshumanizados se reune los fines de semana en aparcamientos o en lonjas, para darse estopa entre ellos. Las escenas violentas que se exhiben en la película fueron muy criticadas en su estreno, acusándola de hacer apología de la violencia.

No obstante, la violencia mostrada en este largometraje no es para nada gratuita, como así lo afirman sus detractores. Sino que es expuesta como una vía de escape, un desahogo espiritual para que los integrantes del club puedan liberar todas sus emociones y frustraciones personales. En realidad se trata de una lucha interna por reivindicar su propio individualismo (una exaltación del yo), y por sentirse en libertad, algo que no pueden hacer fuera del club. La violencia de esta cinta es una metáfora salvaje del despertar de unos hombres, anestesiados por los cantos de sirena de la sociedad de consumo, cuyo materialismo los ha esclavizado y vaciado, espiritualmente hablando.

Poco a poco la idea inicial de Jack y Tyler va extendiéndose a nivel nacional, y van surgiendo diferentes clubs de la lucha repartidos por todo el país. Finalmente, el club de la lucha se transforma en un grupo terrorista que realiza atentados para combatir un sistema consumista y decadente. Durante el metraje hay suficientes señales para ir resolviendo el puzzle que nos ofrece Fincher en varios aspectos de la trama, hasta llegar al desenlace, con un giro inesperado que hará en el espectador, ir recordando ciertos detalles del film y atando cabos.

TYLER DURDEN, ¿EL HOMBRE POSTMODERNO DEL QUE HABLABA NIETZSCHE?

Tenemos empleos que odiamos para comprar cosas que no necesitamos. – Tyler Durden

Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

El elenco actoral es otro de los factores claves de esta película que de no haber funcionado, seguramente se hubiera ido todo al traste. Edward Norton está perfecto (como siempre) interpretando a Jack. Queda bien retratado su insomnio, sus anhelos, su lucha interior y su transformación personal.

Brad Pitt es el coprotagonista del film y encarna al nihilista Tyler Durden, uno de los personajes cinematográficos más destacados de los últimos años. Tanto, que la revista británica Empire fue más lejos, al seleccionarle como el mejor personaje de la historia del cine.

Tyler es un guaperas de complexión atlética, inteligente, que aborrece el consumismo, los atavismos y los convencionalismos de la sociedad capitalista. Sus planteamientos filosóficos hacen de este personaje, el superhombre post moderno del que hablaba el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Se rige por sus propias normas y no duda en quebrantar aquellas que rechaza, por lo que hace uso de la violencia para lograr una transformación social acorde con sus ideas. Sin duda, uno de los mejores interpretaciones de Brad Pitt.

Elena Boham Carter da vida a Marla Singer. Una demente con tendencias suicidas que pasa de ser un verdadero tormento para Jack, a que éste termine enamorándose de ella. Como ya he expuesto en el apartado anterior, Marla tiene un papel importante en la historia. Elena actúa tan bien que parece que crearon el personaje exclusivamente para ella.

Por lo demás aparecen secundarios del mundo de la música como Jared Leto (el líder de la banda 30 seconds to Mars) que da vida a uno de los integrantes del club. Y al vocalista de Hard Rock: Meat Loaf, quien encarna a Bob, un enfermo con cáncer de testículos, quién también hace una interpretación memorable.

EL AMBIENTE DE LOS HIJOS MALDITOS DE LA HISTORIA

Lo que posees acabará poseyéndote – Tyler Durden

Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

El club de la lucha tiene una atmósfera insalubre con ese filtro verdoso (al estilo Dark City o Matrix), muy acorde con la oscura y tétrica fotografía de Jeff Cronenweth, que es una constante en la cinta.

A destacar los vertiginosos movimientos de cámara y los ingeniosos efectos especiales, los cuales exhiben la decoración del piso de Jack de una manera bastante interesante, como si fuera un catálogo de Ikea.

También está muy logrado el contraste de los colores, sobre todo entre Tyler (ataviado con ropa moderna de tonos coloridos) y Jack (vestido con un traje de tonos apagados), expuestos como prolongaciones de sus respectivas personalidades.

BANDA SONORA

Me has conocido en un momento extraño de mi vida. – Jack

La mayor parte de la banda sonora de El club de la lucha, es puramente instrumental, con mucha música electrónica experimental de por medio. Hay temas contundentes, escalofriantes, extravagantes…. los cuales resaltan en las respectivas secuencias que acompañan.

El disco oficial solo está compuesto por canciones de The Dust Brothers, ya que compusieron la mayor parte del tracklist. Sin embargo, en el film suenan también algunos temas de otros artistas famosos como Tom Waits, The Pixies, John King o Michael Simpson, entre otros. Se trata de una banda sonora que encaja perfectamente con las escenas de la película.

CONCLUSIÓN: OBRA MAESTRA

Esta es tu vida y se acaba a cada minuto. – Tyler Durden

Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

El club de la lucha, basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk, es una sátira mordaz de la sociedad consumista y un alegato por la libertad y por tomar las riendas de nuestra vida. La violencia vista en la cinta como un monstruoso método terapéutico, saca a relucir el instinto de supervivencia y explora los sentimientos primitivos más reprimidos del ser humano.

Desde un enfoque nihilista, denuncia el consumismo, la publicidad, la superficialidad, el corporativismo, el aislamiento y el conformismo en alusión a los convencionalismos sociales, además de sus correspondientes reivindicaciones político-sociales.

El club de la lucha está repleta de mensajes metafísicos por lo que es aconsejable que tenga más de un visionado para comprender todo el contenido de la cinta. Es una de esas película avanzada a su época, que fue un fracaso en taquilla pero que con el tiempo se ha convertido en una película de culto. Sin duda, uno de los mejores trabajos de la filmografía del director David Fincher, por no decir el mejor.

VALORACIÓN

Tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos – Tyler Durden

Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

lo mejorA FAVOR: El guión perfectamente estructurado, su dirección artística, las interpretaciones (destacando la de Brad Pitt) y su crítica social.

lo peorEN CONTRA: Qué no se supiera valorar en su momento.

NOTA: 10

TRÁILER DE EL CLUB DE LA LUCHA

FICHA TÉCNICA

Título originalFight Club
Año1999
Duración139 minutos
PaísEstados Unidos
DirectorDavid Fincher
GuiónJim Uhls (basada en la novela ‘El club de la lucha’ (1996) de Chuck Palahniuk)
FotografíaJeff Cronenweth
ProductoraFox 2000 Pictures / Regency Enterprises / Linson Films
ProductoresRoss Bell y Cean Chaffin

Productor asociado
John S. Dorsey
Productor ejecutivoArt Linson y Arnon Milchan
MúsicaMúsica Original de The Dust BrothersCon las participaciones de Tom Waits (con la canción “Goin’ Out West”) y The Pixies (con la canción “Where IS My Mind?”)
Montaje y ediciónJim Haygood
CastingLaray Mayfield
Diseño de producciónAlex McDowell
Dirección de ArteChris Gorak
DecoraciónSets Jay Hart
Diseño de vestuarioMichael Kaplan
MaquillajeJulie Pearce
Efectos EspecialesBlue Sky/VIFX | Buf Compagnie | Digital Domain | Image Savant (special visual effects and digital animation) | Pixel Liberation Front | Toybox (digital film scanning) (digital visual effects)

Producida por
Taurus Film | Art Linson Productions | Fox 2000 Pictures | Regency Enterprises

Crítica de El club de la lucha por creative katarsis

Fuentes: Extracine y Wikipedia.

5 COMENTARIOS

  1. Creo que la expresión que acuñas en este análisis y que mejor sintetiza el valor de este film es “obra maestra”. Cuando tengo que tomar una decisión importante en mi vida, siempre pienso: “¿Qué haría Tyler?”, porque como bien comentas, es el epítome del nihilismo aplicado a una sociedad post-moderna, algo sobre lo que el mismísimo Nietzsche habría descrito en términos de la más absoluta decadencia.

    Pocas películas son capaces de reunir en su paradójica complejidad tantos subgéneros narrativos (acción pura, comedia, psico-thriller y sátira social), tanto cinismo y humanismo, disgusto y fascinación. Tener arcadas cuando vemos grasa humana liposuccionada derramarse por una alambrada mientras Tyler la recoge con las manos desnudas es tan fácil como sentirse profundamente conmovido cuando compruebas atónito que la vida de Raymond K. Hessel en realidad nunca estuvo en peligro, y sin embargo, la experiencia de encontrarse con este filósofo gamberro, cambia su vida para mejor infinitamente.

    La mía también cambia un poco con cada nuevo visionado.

    “You have to realize that you are going to die. Until you know that, you are useless.”

    • ¡Así es! Y como digo en la crítica: “El club de la lucha está repleta de mensajes metafísicos por lo que es aconsejable que tenga más de un visionado para comprender todo el contenido de la cinta”. La he visto muchas veces y siempre descubro algo nuevo. Es algo que muy pocas películas consiguen.

      Que sepas que existe una canción del grupo ‘Papa Roach’ titulada: “Between Angels and Insects”, cuya letra está inspirada en la novela ‘El club de la lucha’ (Fight Club) de Chuck Palahniuk. Y de hecho, parece que el tema lo hubiera escrito el mismísimo Tyler Durden.

      Por lo demás, me alegra que te haya gustado la reseña y gracias por comentar. ¡Un saludo! 😉

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here