Corsarios (nacidos para el sacrificio)

0

CORSARIOS (nacidos para el sacrificio)

Esta fiebre trazada con compás
En la frente de los vulgares
Nacidos para el sacrificio
Soñados para los pares del país
No es más que nuestro número de esclavo
Una marca de dominio al rojo vivo
Que los poseedores dictaron allá en su día
Y que nos prohíbe comportarnos como hombres
En un mundo pueril pero sin inocencia

Este calzado de lava sobre el que caminamos
Es tan pesado como un estómago vacío
Y el humillante esplendor de las huellas
Del que apenas tiene nada
Se resbala por calles heladas
Y se acalla hasta la descomposición de lo humano
Se purifica con espectros
Se subordina al tiempo que quema en nuestras gargantas

Este rastro que seguimos por doquier
Y que huele a infección y a crédito caro
No nos deja persuadirnos
Del poder divino de nuestras manos
Del saber que unidos somos mercurio en su sangre
Somos catarsis y triunfo
Somos alas que dar al compañero
Y nos pone en un camino vallado
Trazado por oscuros pasajes de sacrificio
Y del que no puedes salir
Bajo el temor y la culpa

Este lupanar donde se divierten los mayores
Y que está blindado y custodiado
Para que solo los corderos se precipiten
En el terrible juego de la muerte
Es un lugar de prácticas homicidas
Donde el solaz de unos pocos
Tira los dados y somete al vulgo
Al latrocinio y a la voluptuosidad del celo

Este parásito que todos llevamos
Busca de una vez alguna cura
Unos ojos derretidos o una carne infectada
Saben que han de desprenderse del nenúfar de la charca
Para que las ranas puedan saltar ya sin consejo
Porque solo los que se curan de la fiebre
Y han expulsado al opresor de su cuerpo
Saben que es posible acabar con las ratas infectas
Que juegan a ser corsarios del hombre
En el mar de la tranquilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here