CFEM – Entre zombis reinsertados y rosas con muchos secretos

0
CFEM

CFEM – UN ARRANQUE Y PRIMEROS DÍAS DE INFARTO

Tras una larga espera desde que os anunciamos que Leticia Dolera sería el premio especial del VII Festival de Cine Fantástico Europeo de Murcia, el pasado viernes 16 de febrero se dio el pistoletazo de salida a un certamen que no deja indiferente ningún año. Y lo cierto es que, ahora que cumplimos el ecuador, el CFEM está siendo un éxito, al tiempo que, además de recordarnos clásicos ochenteros y más modernos, nos muestra algunas propuestas muy interesantes dentro de la Sección Oficial a concurso.

Como ejemplo del primer grupo de películas tenemos a la que posiblemente sea la obra cumbre de John Carpenter, La cosa (1982), la cinta que abrió este viernes el CFEM tras la presentación entusiasta de los organizadores, con su director Javier García a la cabeza, y las palabras de Miriam Martín, ganadora el año anterior de Mejor Actriz por el film La noche del virgen, ganadora también de Mejor Película de esa sexta edición, mientras varias chicas caracterizadas como la protagonista de The ring desfilaban por la sala y asustaban a alguno de los asistentes. Unas palabras las de la actriz que ayudan a reconciliarte con lo que supone el cine para toda esa gente ajena a las superproducciones pero que es capaz de hacer el mismo trabajo con menos recursos pero con igual o más talento aún.

Este viernes fue buena muestra de lo que se esperaba de este festival: gente abarrotando el vestíbulo, donde no cabía un alma, y en el que el creador del cartel de este año, el artista y dibujante Fernando Dagnino, firmaba ejemplares del póster y se hacía fotos con los asistentes, que incluían desde personas ya familiarizadas con el género a jóvenes deseosos de adentrarse en el cine fantástico. Respecto a la película proyectada, no pasan los años para unos efectos especiales que siguen poniendo los pelos como escarpias y para una atmósfera donde la Antártida y el hielo son parte misma de la sensación de terror y de escalofríos.

El segundo día se centró principalmente en los más pequeños, esos nuevos y futuros cinéfilos que, tras asistir a un taller sobre los orígenes del cine y cómo se puede realizar, pudieron disfrutar del anime Yo-kai Watch. Para los más mayores, había otros platos fuertes, como poder escuchar el mítico programa de radio La guerra de los mundos de Orson Welles, realizado para la CBS, o comprobar por qué la primera cinta de competición, la irlandesa The cured, es una de las a priori favoritas para ser la mejor película. El film, protagonizado por Ellen Page, se centra en la posibilidad de que zombis caníbales puedan ser curados y volver a ser como antes, eso sí, sin olvidar todo aquello que hicieron mientras estuvieron enfermos. Una retorcida vuelta de tuerca más que interesante de ver en nuestro país. Para cerrar una jornada perfecta, se procedió a rememorar Aliens: el regreso, uno de los platos fuertes de este certamen. James Cameron dirigía a la inmortal Sigourney Weaver como la teniente Ripley en un ejercicio de acción y ciencia ficción magistral, con unos efectos especiales literalmente de Oscar.

Pero si hubo un momento de impacto y shock generalizado, este llegó al tercer día. La película española Bajo la rosa dejó a prácticamente todo el público sin palabras, con el estómago en un puño, y mostraba su firme candidatura a ser la revelación del festival. Un ejemplo perfecto de que con pocos medios en España se hace cine de mucha calidad y que sería de culto de tener la proyección internacional de una cinta de Hollywood. En ella, la acción se desarrolla entre las cuatro paredes de una vivienda, donde sus inquilinos reciben la visita de un misterioso desconocido que afirma ser el raptor de la más pequeña de la familia. Nada volverá a ser igual, ni siquiera para los que salieron del cine dándole vueltas a la historia, como un servidor. Más tarde, se proyectó la enigmática y controvertida Under the skin, con el principal atractivo de Scarlett Johansson. Como siempre que se muestra en un certamen, presentó división de opiniones sobre su historia, la de una alienígena con el cuerpo de una mujer atractiva que atrae a hombres solitarios.

La cuarta jornada comenzaba muy bien, con otro lleno absoluto para disfrutar del inicio de los cortometrajes programados dentro de su ciclo propio. Sin embargo, otra de las esperadas cintas de esta edición, Compulsión, vería lastrada su puesta en escena como candidata a concurso por problemas técnicos de la copia disponible que hacían imposible su correcto visionado, a espera de que se vuelva a proyectar en el festival, programada esta vez para hoy miércoles. Para compensar, el público pudo llevarse un buen sabor de boca final con la emisión en el CFEM de Coherence, una de los descubrimientos independientes más interesantes de los últimos años, capaz de retorcer el experimento del gato de Schrodinger hasta sus últimas consecuencias, con leyenda espacial de por medio.

Para finalizar estas primeras jornadas, el quinto día arrancaba con más cortometrajes que hacían las delicias de los amantes del pequeño formato, que calentaban motores para un electrizante descubrimiento también en liza por los galardones: la cinta belga Let the corpses tan. No obstante, la cinta franco belga dejaba frío a más de uno, con un exceso bizarro de primeros planos y escenas oníricas que lastraban mucho la narración, salpicada de colores intensos y un estilo de videoclip llevado al extremo. Tras ella, se reivindicó el que dentro de poco será un nuevo clásico moderno de la ciencia ficción, Moon, del celebrado Duncan Jones y protagonizada por el oscarizado Sam Rockwell, un astronauta lunar en apuros con mucho que descubrir en la soledad del cosmos.

Aún nos quedan unos días para terminar con la estupenda programación, pero lo cierto es que, salvo ligeros imprevistos, esta séptima edición del CFEM está siendo todo un éxito, como en años anteriores. Veremos, desde Creative Katarsis, qué más sorpresas nos deparan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.