Captain Fantastic – Un soplo de aire para refrescar el sistema

0
captain fantastic

CAPTAIN FANTASTIC – NOAM CHOMSKY Y LA LIBERTAD PARA VIVIR COMO UNO QUIERE

Entre tantas historias, da gusto encontrar algo diferente, una idea original, independiente y a la vez reflexiva, que haga que pensemos que quizá deberíamos cambiar muchas de las cosas del mundo que nos rodea, pequeñas variaciones que bastarían para llevar una mejor vida. Captain Fantastic es el ejemplo perfecto de aquellas obras que, además de entretenernos y hacer que empaticemos con sus protagonistas, logran hacernos reflexionar acerca de qué hemos hecho mal como sociedad y qué podemos mejorar.

En este sentido, Captain Fantastic arranca fuerte en su primera mitad desarrollando el drama de un padre interpretado por Viggo Mortensen, nominado al Oscar el año pasado por su papel y ganador moral para muchos críticos, que cría a sus seis hijos en la naturaleza, con la única tecnología de una caravana y enseñándoles a cazar, escalar y sobrevivir, entre otras actividades, y que recibe la noticia de que su mujer, que se fue para intentar recuperarse de su enfermedad, ha fallecido recientemente. Uno de los grandes logros del film, sustentado totalmente en las espaldas y personalidad del actor de origen argentino, es la conexión coral y la química que desprenden padre e hijos en pantalla, y las sensaciones que son capaces de transmitir cuando reaccionan y actúan como una atípica pero unida familia que debate si acudir o no al funeral. No obstante, como ya se ha insinuado, la película no consigue mantener la intensidad cuando la trama y los planos se alejan de su absoluto protagonista y los problemas con sus hijos y parientes cercanos.

La filosofía del pensador anticapitalista Noam Chomsky impregna cada una de las escenas del film dirigido por Matt Ross hasta el punto de que su imagen y aniversario protagoniza una de las escenas más recordadas y divertidas. Sin embargo, siendo posiblemente la mejor obra del director norteamericano, su dirección peca a veces de no aprovechar tanto la figura de algunos de los hijos, figurantes sobrellevados por la historia con ciertos momentos de lucidez, y de no exprimir más la crítica social y terminar edulcorando la dicotomía entre seguir las normas o vivir según tus propias reglas hacia el final. El broche de oro de Captain Fantastic supone un último acto de rebelión y libertad contra lo aceptado por el sistema, una conclusión amable y emotiva que te deja un buen sabor de boca y que cala hondo, pero que no deja de ser agridulce por las circunstancias de personajes que, en cierta medida y por distintas razones, acaban capitulando parcialmente de su estilo de vida totalmente al margen del capitalismo.

El guion, de citas memorables, monólogos brillantes y situaciones que te harán replantearte la hipocresía existente y la excesiva importancia que damos a muchos momentos que deberían ser más naturales, pierde solidez y contundencia en la segunda mitad del film, lastrado por las mencionadas circunstancias y justificaciones forzadas y artificiales de ciertos personajes que hacen derivar a la familia. A destacar también la figura del antagonista al que, no obstante, se termina comprendiendo, un abuelo que quiere recuperar para la vida normal a sus nietos, un Frank Langella que muestra ser un secundario de lujo.

La fotografía y el rodaje en parajes naturales ayudan a la luminosidad y belleza de una película que tiene en la confrontación entre lo salvaje, natural y humano y lo artificial, convencional y socialmente aceptado uno de sus ejes narrativos. La banda sonora es la principal responsable de que el film alcance el clímax hacia el final del mismo, posiblemente con una de las mejores versiones cover de Sweet Child o’ mine que se han visto en pantalla.

En definitiva, en Creative Katarsis la vemos como una muy buena elección para disfrutar de una historia realmente humana y para comprender que puede haber algo más allá de lo que pensamos o hacemos cada día, otros puntos de vista igualmente válidos y otras formas de vida más saludables física y mentalmente que lo que diariamente experimentamos. ¿Y vosotros? ¿Qué opináis?

REVISIÓN GENERAL
Dirección
7
Guion
8
Reparto
8
Aspectos técnicos
7
COMPARTIR
Artículo anteriorMalevaje – Crónica del concierto 30 años de tangos en Bilbao
Artículo siguienteHumor negro, ¿está bien o mal? – [OPINIÓN]
Me gusta el cine, leer, las series, quedar con los amigos y descubrir nuevas aficiones.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here