Campeones – Una historia de superación renueva la comedia española

1
Película española Campeones
(Fuente: www.telemadrid.es)

Campeones, el porqué de su éxito

La película está arrasando en nuestros cines, pero no se trata de la clásica comedia española que explota los tópicos de nuestra sociedad buscando el chiste fácil -véase 8 apellidos vascos o Torrente-. Campeones va más allá, lleva consigo una serie de valores que intenta plasmar, siempre de mano del humor, para inclinarnos a la reflexión y despojarnos de los prejuicios y de las ideas mal infundadas que tenemos respecto a las personas con discapacidad intelectual.

¿Sentimentalismo o humor?

La cinta, que narra cómo un grupo de personas con diferentes discapacidades intelectuales se enfrenta a jugar un campeonato de baloncesto con un entrenador venido a menos que está atravesando problemas personales, está dirigida y escrita por Javier Fesser junto a David Marqués.

La historia podría haberse convertido en un drama en busca de la lágrima fácil o en un comedia al borde del humor negro. Pero no, se trata de una combinación perfecta capaz de sacar de nosotros el lado sensible que siente el rechazo, el menosprecio o la falta de oportunidades que sufren estas personas. Y, además, nos arranca más de una sonrisa con las ocurrencias de estos campeones, pero siempre desde el respeto.

Los responsables de este éxito verdaderamente merecido -que ha llegado a trastocar nuestras conciencias y nuestros corazones– son los intérpretes, la mayoría de ellos chicos con una discapacidad en su vida real como es el caso de Sergio Olmos y Alberto Nieto (escogidos de la Fundación ADEMO). Además, el encargado de ponerse en la piel del entrenador es el actor de moda, Javier Gutiérrez (espléndido como siempre).

¿Imperfección o realismo?

No es un film que busque una buena fotografía, los adornos, los artificios o la absoluta perfección en lo que a la imagen se refiere. Es realista, ejemplo de perfecta imperfección para conseguir así llegar de manera más directa y sencilla al espectador. A veces, menos es más y gana la naturalidad.

La banda sonora es un punto a favor, la música nos ayuda en las escenas más emotivas a situarnos pero no considero que sea un intento de dirigir nuestras emociones.

Insisto, no es la típica comedia y tampoco un drama lacrimógeno, es una lección de vida, afán de superación, esfuerzo, lucha por la dignidad y la igualdad para personas que lo tienen más difícil que el resto pero demuestran ser igual de válidas. No es un guion que derroche creatividad, pero sí un mensaje y unos valores que merecen nuestra asistencia a las salas.

Echa un vistazo a nuestra web y continúa leyendo críticas de cine español, como la de Perfectos Desconocidos.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.