Bandera y capote – Insulto y enaltecimiento en España

0
Bandera y capote - Insulto VS. enaltecimiento - Creative Katarsis

Bandera y capote – Dani Mateo insulta a la patria y Juan José Padilla la enaltece

El periodista y colaborador de El intermedio de La sexta, Dani Mateo, protagonizó un sketch en el que se sonaba la nariz con la bandera de España y, tal y como era de esperar, la lluvia de críticas fue arrolladora dada la importancia que se le da a las baderas (incluso superior a la de las personas). 

¿Cómo es posible? Ha sido tan osado de utilizar un símbolo que significa tanto para España y los españoles, ha ensuciado el honor de nuestro ejército y de nuestra patria. Ese acto hacia ese trocito de tela con el lema plus ultra nos ha ofendido porque estamos muy orgullosos de ser muy y mucho españoles, como diría algún registrador de la propiedad.

Es indudable que nunca nos cansaremos de ser tan hipócritas. Muchos de los que se han sentido ultrajados tras el sketch, se quedan impasibles cuando se amenaza al cine, la literatura, la música, las lenguas y la cultura de nuestro país, en general. Parece ser que elegimos cuáles son nuestros símbolos y qué nos representa.

Mientras tanto, el torero Juan José Padilla ha sido nombrado recientemente Premio Nacional de Tauromaquia por el Ministerio de Cultura y Deporte -al margen del porqué de la existencia de este galardón- es inaudito que se aplauda el “trabajo” de personas que se dedican a la tortura y asesinato animal.

Es curioso que el amor a este país venga determinado por los elogios a determinados símbolos o actividades que en realidad representan a la España más retrógrada y casposa, y que quizá deberíamos dejar atrás. El ataque al ejército, la bandera, el himno o la tauromaquia generan mayor controversia que cuando agreden a otras de las que, a mi parecer, son las verdaderas insignias de nuestro país.

A los patriotas ofendidos, que comiencen a tomar conciencia de que España es mucho más que un trozo de tela y que un torero. España es el verso de Lorca, el lienzo de Dalí, los compases de Falla o el guion de Fernán-Gómez, entre un sinfín de nombres propios que de verdad confeccionan nuestra bandera y los méritos para sentirnos orgullosos.

La ofensa a nuestra cultura, verdadero símbolo de nuestro país, es mucho más hiriente ya que se trata del retal de nuestra historia, nuestras costumbres y nuestro carácter; y los mismos que ahora se molestan con Dani Mateo no lo hicieron con aquel ministro de cultura que decidió aumentar el IVA de los productos culturales.

Quizá sea demasiado utópico soñar con que los españoles se decidan a defender y luchar por aquello que realmente nos sostiene como nación y que despojen lo que ya ha dejado de formar parte de nuestra identidad. Para avanzar como sociedad, tendremos que hacer el esfuerzo de cambiar.

En nuestra web, podrás leer acerca de otros temas relacionados con la problemática social de España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.