Prejuicios: 10 películas para abrir los ojos y hacerles frente

1
prejuicios

10 PELÍCULAS SOBRE RACISMO Y PREJUICIOS QUE TE ABRIRÁN LOS OJOS

Recientemente, se ha estrenado en España una película de terror bastante aclamada por la crítica, “Déjame salir“, especialmente por la manera en que su director, Jordan Peele, afronta con toques de humor interracial y ácido un tema tan controvertido en Estados Unidos como la convivencia y el choque entre razas y culturas. Al hilo de este film, vamos a recordar 10 buenas películas que supieron poner el dedo en la llaga y recordarnos lo que podemos ver diariamente en nuestras calles: que vivimos en un mundo con muchos prejuicios.

Entre la comedia y el drama más reivindicativo, pasando por obras de autor y no americanas, tenemos aquí, en Creative Katarsis y ante nosotros, 10 críticas sociales que, de manera más o menos directa, y cumpliendo uno de los propósitos del cine, nos ayudarán a abrir nuestras mentes y ojos ante injusticias que, no lo olvidemos, nos acaban afectando a todos como sociedad.

 EL ODIO (LA HAINE)

Probablemente estemos ante el film más desconocido, infravalorado, y a la vez más importante de temática racial hecho en una de las cumbres del cine mundial, Francia. Da igual si la viste en el momento de su estreno, 1995, o a día de hoy, en un país sacudido en los últimos meses por el discurso de Marine Le Pen: la vida diaria sigue siendo igual en los barrios marginales de las afueras de París, donde tres amigos, un árabe, un judío y un negro, afrontan las noticias de recientes revueltas con motivo de los excesos de la policía, y son testigos de sus acciones, mientras ellos mismos deben lidiar con sus propios problemas, realidades y prejuicios hacia quienes les rodean.

Mathieu Kassovitz hizo una obra maestra con la que se llevó el premio a Mejor Director en Cannes, y en la que brilla especialmente un gran Vincent Cassel en uno de los mejores papeles de su carrera. Una de sus frases puede resumir perfectamente el ambiente del film, con el planeta de fondo y un disparo seco que suena:

Esta es la historia de un hombre que cae de un piso 50. El tipo, mientras va cayendo se repite sin cesar para tranquilizarse “Hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien… hasta ahora todo va bien…” Pero lo importante no es la caída, si no el aterrizaje…

AMERICAN HISTORY X

De más amplia fama en el imaginario colectivo de la cinefilia, American History X supuso, junto a El club de la lucha, una de las cimas actorales de Edward Norton, sublime en el papel de un reformado joven de ideología aria que trata de alejar a su hermano pequeño del entorno en el que él mismo creció, tan absorbente e irrespirable como impregnado de odio y prejuicios.

Tan potente como desgarradora, con algunas escenas que ya han pasado a la posteridad, la cinta de Tony Kaye fue, quizá por su crudeza y autenticidad, una de las grandes olvidadas de los Oscar de 1999, al obtener una única nominación para Norton, quien haciendo de nazi perdió, paradójicamente, respecto a Roberto Benigni, por su papel de preso judío en La vida es bella

DO THE RIGHT THING

No podíamos ignorar al director neoyorquino Spike Lee, un azote que en los 90 sacudió las conciencias de una sociedad norteamericana que aún no ha dejado atrás los episodios de racismo que se siguen produciendo en sus calles, con títulos como Fiebre salvaje, Malcolm X o la magnífica Haz lo que debas (Do the right thing).

Hasta la más insignificante chispa puede hacer estallar por los aires la convivencia  y convertir al individuo en parte de una masa que por momentos no razona. Una calma tensa a la que Lee sabe sacar punta como nadie, entre familias y vecinos de diferentes etnias y orígenes en el conocido y concurrido barrio de Brooklyn, quienes se relacionan entre prejuicios con más desconfianza que cordialidad.

LA OLA

Basada en un experimento tan real como aterrador, el de la Tercera Ola, realizado en un instituto de California, este film muestra algo que podemos estar viendo diariamente: el ascenso del afecto por los totalitarismos en Europa y la facilidad con que las personas de países democráticos pueden verse atraídas por ideologías totalitarias.

Un profesor alemán sigue un proyecto con sus alumnos, quienes, inmersos en una experiencia vital de unión, compañerismo y descubrimientos, acaban convertidos en un perfecto grupo fascista, totalmente incontrolable. Una Ola que les dejará marca de por vida.

GRAN TORINO

El maestro Eastwood, un republicano atípico, dio una lección a Norteamérica al retratarse en su film menos reconocido de los últimos años como un anciano veterano de guerra asqueado al ver cómo ha cambiado su barrio de toda la vida, habitado por inmigrantes asiáticos y donde las bandas campan a sus anchas, y que se replantea sus ideas a partir de la aparición de un joven coreano que necesita ayuda de manera urgente.

Pero mientras los Premios César franceses la coronaron como la mejor película extranjera en 2009, para los miembros de la Academia era una historia quizá demasiado cotidiana o difícil de asumir para tenerla en cuenta, que no tuvo ni una nominación, impensable si lo comparamos con la atención mediática que recibió la mediana El francotirador, mucho más patriótica, eso sí. La última prueba de que los Oscar son lo de menos para que un film sea recordado.

MATAR A UN RUISEÑOR

La más clásica de las cintas de esta lista es una fábula idealista en la que, desde los ojos de unos niños, vemos cómo un abogado sureño trata de cambiar el destino de un acusado de violación, donde el color de piel es un factor importante para la población que lo juzga, aunque resulte evidente su inocencia.

Basada en la novela de Harper Lee, esta gran adaptación encumbró a Gregory Peck como uno de los grandes actores de su generación y le granjeó el Oscar a Mejor Actor en 1962.

MONSTER’S BALL

Una de las menos recordadas de esta lista, y que si viene a la memoria probablemente sea por las tórridas escenas en las que aparece Halle Berry, ganadora del Oscar por su papel en 2001. Sin embargo, es un potente, crudo y durísimo drama de prejuicios, con fuertes connotaciones raciales de fondo.

Las cuales están encarnadas principalmente en la familia de Billy Bob Thornton y su hijo Heath Ledger, donde se atisban personajes contradictorios y complejos, arrastrados por las circunstancias, pero sin caer del todo en el efectismo, con espacio para el intimismo y la reflexión. Sobre todo, con un final que no te dejará indiferente.

ADIVINA QUIÉN VIENE ESTA NOCHE

Estrenada en 1967, esta historia teatral en la que una chica blanca presenta a sus padres, la pareja de Hollywood por antonomasia Spencer Tracy y Katharine Hepburn, a su novio negro, es una de las comedias sobre prejuicios y con trasfondo más inteligentes que se han hecho, con diálogos inmejorables para una película muy elegante, aunque quizá algo edulcorada y con tintes clasistas, lo que no era muy extraño tampoco para esa época.

A pesar de ello, ha quedado de referencia no solo para múltiples parodias en otras series y películas, sino para aquellos que piensan que aún queda esperanza para el entendimiento. 

DIOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO?

Porque no todo iban a ser dramas. Ante vosotros, una de las comedias francesas más taquilleras de los últimos años y la cinta más recaudadora en el país vecino en 2014 y desde Intocable (2011), que muestra que, a menudo, son más las cosas que nos unen que las que nos separan.

Una anciana pareja se resigna a la realidad de que tres de sus hijas se han casado, respectivamente, con un musulmán, un judío y un chino, y reza porque su única descendiente soltera escoja a un chico francés, o que al menos, se case por la iglesia. Aunque basada en tópicos, esta simpática y graciosa historia retrata con humor cómo, si quisiéramos, podríamos llegar a entendernos.

MONSIEUR CHOCOLAT

Para finalizar, esta agridulce comedia dramática, protagonizada por Omar Sy (Intocable), es un correcto biopic que reproduce la complicada vida del primer payaso negro que triunfó en la emblemática París a principios del siglo XX, en plena Belle Époque.

Especialmente reveladores son sus esfuerzos para ser tomado en serio más allá de su faceta humorística, como un actor serio de teatro, en un lugar y una época en los que, bajo las luces y las decoradas fachadas, se esconden rencores y sentimientos de superioridad sobre el ser diferente, el intruso sobre el que se piensa que se le regaló todo y que debería estar agradecido.

Os invitamos a disfrutar de estas películas, del cine y de la vida en general sin prejuicios. ¿Qué otra película habrías incluido en la lista?

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here