10 falsos documentales que nos hicieron dudar de su veracidad

5
10 falsos documentales

10 FALSOS DOCUMENTALES – CUANDO LA FICCIÓN IMITÓ A LA REALIDAD

Todos conocemos los géneros que existen en el cine: drama, comedia, terror… Al servicio de ellos, se encuentran formatos tan estimulantes como el del falso documental: un film rodado cámara en mano, con la estética realista propia de un reportaje en imágenes, pero que representa hechos ficticios. Desde el primer falso documental de la historia, “Toda la verdad sobre el Polo Norte“, imágenes manipuladas que se hicieron pasar por una expedición a principios del siglo XX, hasta la recordada y controvertida “Operación Palace“, en formato televisión para el programa Salvados, muchas de las producciones realizadas en este formato han levantado polémicas y opiniones encontradas. Aquí os recomendamos y mostramos 10 falsos documentales que cumplieron el propósito que todo film de este tipo debe cumplir: fascinarnos y hacernos reflexionar sobre la escasa línea que separa la realidad y la ficción con apariencia de verdad.

HA VUELTO

Basada en el bestseller satírico de idéntico nombre, Ha vuelto es una ácida sátira en la que el cómico Oliver Masucci interpreta a un Hitler que despierta tras más de 70 años dormido en el Berlín actual. Con un trasfondo inquietante, vemos cómo hoy día, con personas no actores que aparecían delante de la cámara interactuando en la calle con el nuevo Adolf, no sería tan descabellado que alguien como él, o incluso él mismo, pudiera alcanzar el poder otra vez. 

DISTRITO 9

La prueba de que la ciencia ficción también puede usar este formato es esta cinta de Neill Blomkamp nominada a 4 Oscar, una de las mejores distopías de los últimos años. En ella, se hace una crítica mordaz al apartheid y al racismo a través de la historia de extraterrestres confinados y concentrados en enormes guetos de Sudáfrica, con los que trata de lidiar un ordinario funcionario público que no sabe la que le espera. Con todas las de la ley, una de las críticas sociales más originales y un soplo de aire fresco a la ciencia ficción alienígena.

HOLOCAUSTO CANÍBAL

Probablemente, estemos ante una de las películas con mayor leyenda negra de la historia del cine. La historia de una grabación encontrada en el Amazonas que mostraba lo sucedido a una extraviada expedición acabó en la vida real con su director, Ruggero Deodato, siendo procesado en Italia por homicidio, debido al realismo de las escenas gore y la violencia con la que se mostraban las muertes de los actores a manos de una tribu indígena.

Con las sospechas en aumento ante la ausencia de los intérpretes, Ruggero se vio obligado a juntarlos para mostrar que seguían vivos y que no habían sido asesinados para hacer la película. Más aún, el film fue censurado en parte para que se produjera su estreno, cortes que más adelante fueron recuperados en posteriores versiones de la cinta.

OPERACIÓN LUNA

Al ser estrenado, este documental, en teoría ideado por Kubrick, confirmaba el gran mito de que el genial director fue el encargado de rodar e inventar la llegada del hombre a la Luna. Sin embargo, no se trata más que de una broma audiovisual, y una prueba plena de lo fácil que puede ser engañar a las grandes masas, y aún hay quienes, sin saber qué hay detrás de este mediometraje francés, siguen creyendo que acaban de ver una de las grandes revelaciones de la historia.

EL PROYECTO DE LA BRUJA DE BLAIR

Presentada como el metraje encontrado de tres excursionistas desaparecidos, El proyecto de la bruja de Blair se convirtió en la película más rentable de la historia, con una relación aproximada de 10.000 dólares de beneficio por cada dólar de coste.

Su apariencia amateur y totalmente casera, con la amenaza latente y constante de siniestras presencias alrededor de los campistas, la convirtió en un fenómeno y referente del cine independiente y del terror psicológico.

EXIT THROUGH THE GIFT SHOP

Más conocido como el documental de Banksy, el artista callejero más famoso y a la vez desconocido del mundo, del que no se conoce su rostro. Este falso documental enseña a un aspirante a artista que trata de meterse en el mundo del graffitti, de manera que se consigue crear el debate: dónde está la delgada línea entre el arte y el mero materialismo consumista, hasta qué punto la fama desvirtúa el valor artístico de una obra, y qué puede ser considerado arte.

A su vez, Banksy es uno de los ejes fundamentales de su propio film, apareciendo en entrevistas con la cara a oscuras, manteniendo su propio misterio.

REC

Nos acercamos a la recta final de 10 falsos documentales con REC. Una infección zombie, en una aparentemente tranquila y rutinaria noche de reportaje periodístico junto al cuerpo de bomberos, fue lo que necesitaba el cine español para que parte del público volviera a las salas de cine.

Su estética de programa en primera persona y de reportaje cámara en mano se convirtió rápidamente en la seña de identidad de un film que ha dado lugar a varias secuelas y a un remake norteamericano.

I’M STILL HERE

Tras dos años desaparecido de la escena pública para dedicarse al rap, el Festival de Cannes reaccionó con opiniones realmente encontradas a la genialidad o tomadura de pelo, según se mire, del actor Joaquin Phoenix, protagonista de este falso documental en el que fingía tratar de dedicarse a la música mientras engañaba a aquellos que lo rodeaban.

Una completa vuelta de tuerca al falso documental, en su máxima expresión: interpretar una vida reflexionando sobre qué conlleva la fama.

FRAUDE

De estos 10 falsos documentales, posiblemente estemos ante el que más gala hace de esta etiqueta. Orson Welles fue un visionario en todos los sentidos, también en 1973 cuando decidió rodar la que sería su último largometraje en vida, F for Fake, un falso documental en el que lograba que un falso cuadro de Picasso realizado por dos estafadores fuera identificado como auténtico por el propio artista malagueño.

La realidad es que ninguno de los que aparecen en el film era en realidad la persona que decía ser, ni los estafadores ni Picasso, lo único cierto era el cuadro, que fuera de cámaras era una auténtica obra de arte del español. Orson logró poner en duda todo lo que sabemos de arte y los montajes que pueden organizarse en un mercado como este haciendo una película que, sabiendo esto, es un fraude en sí misma.

BORAT

La lista de 10 falsos documentales concluye con Borat. Sacha Baron Cohen logró lo que pocos esperaban del autor de Ali G o Brüno: lograr un aplauso de parte de la crítica con su comedia negra y ácida sobre un periodista kazajo que refleja su viaje a EE.UU. para hacer una película del país más grandioso del mundo, en términos del propio Borat, quien le proporcionó un Globo de Oro a Mejor Actor de Comedia o Musical.

No obstante, su viaje no será más que una serie de contratiempos culturales y sociales con las personas con las que se irá encontrando, en parte una acertada sátira de parte de la sociedad occidental que confirmó la fama del actor, un tipo con tantos detractores como defensores.

Estos son solo 10 falsos documentales, ejemplos de un formato que no parece no tener límites y con el que siempre hay alguna sorpresa. ¿Cuál hubierais añadido? ¿Qué opináis?

5 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here