La condena de Cassandra – Españistán es un chiste de país

2
La condena de Cassandra - Creative Katarsis

LA CONDENA DE CASSANDRA

La comidilla de ayer en las redes sociales giraba en torno a una noticia surrealista: La Audiencia Nacional dicta un año de cárcel a Cassandra Vera (@kira_95), una usuaria de Twitter, por una serie de chistes sobre el atentado contra Carrero Blanco, el presidente del Gobierno con Franco. Los jueces justifican la condena por la “actitud irrespetuosa y humillante” de los tuits. Los 13 tuits por los que ha sido condenada esta usuaria, son los que se pueden leer en la imagen que se encuentra sobre estas líneas. La condena de Cassandra se resume en un año de cárcel por 13 tuits sobre el militar franquista. Lo que deja en evidencia la falta de libertad de expresión y la doble vara de medir existente en España.

ESPAÑISTÁN YA NO ES UN PAÍS PARA CHISTES SOBRE FRANQUISTAS

La condena de Cassandra - Creative Katarsis En enero la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidió cárcel para Cassandra. Fue entonces cuando Raúl Salazar, un humorista gráfico de El Jueves, recordó vía Twitter un libro de Tip y Coll publicado en 1984 y que lleva por título, Tipycollorgía, el cual incluía un chiste sobre este político asesinado por ETA: “De todos mis ascensos, el último fue el más rápido”. Repito: el libro es de 1984. ¿Hace 33 años había más libertad de expresión que en la actualidad? Pues parece que sí. De lo contrario, este dúo cómico podrían haber acabado en prisión por dicho comentario humorístico.

Al igual que a los guionistas de la serie Aída, en la que el personaje de Eugenia hizo el siguiente chiste: “Con un abrigo igual seducí yo a Carrero Blanco, antes de que pegara el salto, claro… el salto a la política, digo”. Y estos son solo algunos ejemplos de los chistes que han circulado durante lás últimas cuatro décadas sobre el atentado contra Carrero Blanco. Pero lo cierto es que los chistes sobre atentados no son tan insólitos en España.

La semana pasada, el periodista de la SER, Miguel Ángel Garrosa, recordaba en Twitter que en 1995 ETA atentó contra José María Aznar y poco después se editaba el recopilatorio de éxitos del año, Bombazo Mix. ¿Por qué a ellos no les pasó nada y sí a esta tuitera? Por la reforma del código penal de 1995 que incluía la figura de “apología del terrorismo”, por los que ahora está siendo acusada Cassandra (artículos 578.1 y 579 bis, según el auto de la Fiscalía). ¿Estamos ante un retroceso de la libertad de expresión? Que cada cual saque sus propias conclusiones.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN EXCLUSIVA DE UNOS POCOS

La condena de Cassandra - Creative KatarsisLa libertad de expresión es un derecho despreciado en España. No lo digo yo, lo dice Amnistía Internacional que denunció en el pasado la Ley Mordaza y la reforma del Código Penal y aseguró que nuestro país desoye las recomendaciones internacionales. “Las reformas de 2015 para ampliar la ley contra el enaltecimiento del terrorismo han ahogado opiniones y comentarios legítimos”, aseguró la organización sobre el caso español. Las leyes concebidas para abordar la amenaza del terrorismo en Europa “han pasado como una apisonadora sobre las salvaguardias de los derechos”. Como así lo demuestran casos “recientes” como el de César Strawberry o el de los titiriteros.

“En un moderno giro del orwelliano delito de opinión, la gente puede ahora ser procesada por actos que tienen un vínculo sumamente tenue con una conducta delictiva real”, destaca un informe de Amnistía. La organización también advirtió que el miedo a ser calificado de “amenaza para la seguridad” o de “extremista” puede acabar teniendo un “efecto disuasorio” que limita la libertad de expresión”. Sin embargo, todas estas medidas no son aplicables para todos como veremos a continuación.

La condena de Cassandra es otra prueba de que en España existe una doble vara de medir. ¡Pero ojo! La justicia es igual para todos aunque dentro de unos niveles: Por un lado la “justicia” para VIPS y por otro lado la “justicia” para el pueblo llano. Porque no se explica de otro modo que algunos periodistas, políticos y tuiteros de extrema derecha puedan soltar frases incendiarias con total impunidad. Como por ejemplo….

  • Jiménez Losantos acusando de los atentados del 11M a sectores de la Guardia Civil vinculados al PSOE (además de los servicios secretos), o lamentando no llevar un arma para disparar a Errejón, Bescansa o Maestre.
  • Rafael Hernando ofendiendo a las víctimas del franquismo, responsabilizando a los padres de la desnutrición infantil, insultando a los jueces Pedraz y Garzón o comparando a Andalucía con Eitiopía. 
  • Varios usuarios de Twitter deseando que en la Puerta del Sol hubiera sido el escenario de un atentado en una manifestación de Podemos, entre otra serie de barbaridades.

Un país cuyos jueces no ven delito en que un portavoz del gobierno se mofe de unas victimas, pero si ven delito en chistes de humor negro que los ciudadanos hacen en las redes sociales, no dice nada a favor de su carácter democrático. Es un resultado procedente de una justicia politizada que es lenta y laxa con el poderoso y veloz e implacable para el ciudadano. La condena de Cassandra es un claro ejemplo. No es baladí que los operadores jurídicos exijan un pacto de Estado.

OTRO EFECTO STREISAND

La condena de Cassandra - Creative KatarsisLo cierto es que los tuits de Casandra se han vuelto virales debido a la llegada del auto de la Fiscalía, propiciando así más de 18.000 retuits. La condena de Cassandra se ha convertido en un Efecto Streisand. También se ha despertado una ola de solidaridad en Twitter hacia esta joven de 21 años. Muchos internautas quieren ayudarla aportando dinero y realizar donaciones a su favor, especialmente después de que ella haya explicado que la sentencia le arruina la vida porque le quita el derecho a recibir beca y la posibilidad de ser profesora en el futuro. Ya que nadie condenado por sentencia firme puede acceder en España a la función pública.

Y por si esto fuera poco (que no lo es), Cassandra está denunciando también que ha sido condenada al pago de costas judiciales, cuando sus padres perciben simplemente la ayuda de 421 euros para desempleados. Por todo ello, la joven está facilitando la forma de hacerle llegar las ayudas a través de la plataforma de pago PayPal para todos los que quieran ayudarle con el pago de las costas procesales.

Unidos Podemos se ha posicionado a favor de la tuitera. Mientras que los demás partidos ha mostrado su respeto por la sentencia o ha evitado pronunciarse. ¿Dónde está ahora el presidente del gobierno español que defendía la libertad de expresión en Francia, junto con otros líderes mundiales, bajo el lema “Todos somos Charlie Hebdó”? ¿Dónde están los dirigentes del PSOE que tanto presumen de izquierdas? ¿Albert Rivera volvió de Venezuela para defender los derechos y libertades de esta tuitera, o sólo le importa lo que ocurre fuera de España?

Hasta la propia familia de Carrero Blanco no se sintió ofendida por estos tuits y lo manifestó mediante una carta. El fiscal desestimó la carta de la nieta de Carrero Blanco porque la consideración de víctima no es “el monopolio” de un familiar, según la fiscalía. La condena de Cassandra supone un verdadero dislate. ¿Unos chistes puedan suponer un año de cárcel, mientras los ladrones de guante blanco que han saqueado a lo grande quedan en libertad?

La reflexión final es que sale más caro publicar unos chistes sobre fascistas que robar a manos llenas. Todo vale con tal de que seguir normalizando la corrupción mientras ponen en funcionamiento su política del miedo. ¡Lo dicho! Españistán sí que es un chiste y de mal gusto.

FUENTES: Sputnik mundo, Diario Público, Huffington Post, 20 minutos.

2 COMENTARIOS

  1. La Audiencia Nacional fue creada por Real Decreto-Ley en 1977, y el código penal actual fue aprobado en 1995 con los votos a favor de Izquierda Unida

    En febrero fue condenado a dos años de prisión un tipo por “denigrar a las mujeres en Twitter”… eso es libertad de expresión o no? En marzo, hace unos días, se condenó por delito de odio contra los catalanes a varios tuiteros que hicieron bromas sobre el accidente de Germanwings… Nadie dijo nada entonces

    Si yo ahora me río de la tuitera Cassandra y le llamo Ramón el travesti, además de tener muy mal gusto, ¿podría ampararme en la libertad de expresión o no?

    Y sobre todo, ¿a qué viene esa admiración de la izquierda progre por ETA? Si además a Carrero lo mataron los servicios de inteligencia yanquis, y eso es vox populi… “El izquierdismo, la enfermedad infantil del comunismo” de Lenin nunca estuvo más vigente

    • Vamos por partes.
      – Primero: El actual código penal fue modificado el 30 de marzo 2015, y entró en vigor el 1 de julio del mismo año. Se modificaron 252 de sus artículos y se suprimieron 32. Sin embargo, quedaron intactos los artículos 578.1 y 579 bis; mediante los cuales ha sido acusada esta tuitera.

      – Segundo: Los chistes sobre Carrero Blanco llevan circulando más de cuarenta años. Como ejemplos he mencionado el comentario humorístico de Tip y Coll y el chiste incluido en un episodio de la serie “Aída”. Y no ha habido ningún problema hasta ahora. ¿Por qué en la actualidad ofenden unos chistes de humor negro sobre un militar franquista? Máxime cuando la propia familia de Carrero Blanco manifestó que no se sintió ofendida por estos tuits. ¿A usted le parece normal que condenen a una tuitera a un año de cárcel por unos chistes; mientras los ladrones de guante blanco y los grandes estafadores se van de rositas?

      – Tercero: Puestos a poner ejemplos, le animo a que acuda al tercer apartado de este artículo y lea una serie de tuits (reunidos en un enlace) y comentarios que, al parecer, la Audiencia Nacional ha pasado por alto. ¿O es que aquí algunos tienen patente de corso para decir lo que les venga en gana sin que haya consecuencias? Véase, por ejemplo, cuando Rafael Hernando se burló de las víctimas del franquismo o cuando una infinidad de usuarios pro franquistas pidieron “bombas” en manifestaciones de Podemos. Y ningunos de estos tuits tuvo la repercusión mediática que ha tenido este caso en cuestión.
      Y en cuanto a uno de los ejemplos que usted ha escrito, fue el propio internauta el que aceptó una pena de ocho meses de cárcel por publicar tuits xenófobos, entre ellos uno que se burlaba de las víctimas catalanas del accidente aéreo de Germanwings. Fue la primera condena de catalanofobia.

      – Cuarto: ¿De dónde se saca usted que “la izquierda progre” admira a ETA? Todos los partidos de izquierdas (al igual que el resto de formaciones políticas), han condenado públicamente la actividad de la banda terrorista. No se puede decir lo mismo del PP y Ciudadanos en lo que a condenar el Franquismo se refiere. ¿Por qué será?

      – Quinto: No voy a entrar en teorías de la conspiración sobre la autoría del asesinato de Carrero Blanco. Y ya que dice que nunca estuvo más vigente el libro que ha citado de Lenin… Le diré que lo que realmente está de actualidad es la mezcla entre las novelas distópicas : “Un mundo feliz” y “1984” de Aldous Huxley y George Orwell, respectivamente.
      Gracias por comentar. ¡Un saludo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here